jueves, 25 de agosto de 2016

Esta nota (la escritura es otra cosa) es del viernes día de San Juan, y ya yo en el conocimiento de que Inglaterra se fue de Europa.

Por Antonio Domínguez
Cuando lo supe me supo. Me llevé una alegría muy grande; más tarde cuando comencé a analizar, no era tal el frenesí al rememorar que Cameron pedía quedarse en un lenguaje que invitaba a marcharse. Al ser Inglaterra con Israel, otro de tantos caballos de Troya, va a ser el solar donde se asienten los intereses que no son de Europa, una vez más, o, como siempre.
Ya ganó podemos en Grecia, pero Europa les puso bozal y pasó a no pudimos; en Portugal están comiendo millo de hacer gofio para rumiantes; España está si cae, si no cae en manos del vaquero y las alpargatas, que cuando creemos que les financian las ultraizquierdas; puede que sean los antagónicos por debajo de la mesa, o sea, los grandes beneficiados si Europa se fuera a la deyección presuntamente. Le pagan hasta al diablo con tal que no cristalicen unos estados unidos de Europa. A nosotros no nos hace falta ninguna un país difícil y poco entusiasta con empatías ningunas; que cree que el mundo todo, es lo que está envuelto en sus brumas.
Al Reino Unido le hacíamos proposiciones; que cuando llamaban a la central a ver que debían hacer, las órdenes eran siempre bloquear todo presuntamente. Y así se pasaron 43 años bloqueándolo todo. Ahora yo, europeo les mando a la deyección y me hago distinto y distante en mí unión europea ¡¡¡ahora me toca a mí!!! Están las ultraderechas haciendo peso en el techo de Europa. El volcán de los Balcanes se apagó en latencia. Los ultraizquierdas hacen lo posible en el sur, donde los cimientos continentales. Las grandes uniones de estados tienen amplísimas posibilidades de chascarse el mundo. Demasiados palos en la rueda europea, pero de tal envergadura -esa rueda- que reventará las vigas de acero que le trabarán; por eso han empezado a armarle directamente el follón a la medida. Eso habría que verlo y comprobarlo, por lo tanto, muy presuntamente.

Inglaterra ¿se ha burlado? de, y ha ninguneado a la unión europea con su votación de si somos dignos o no de mirársenos a la cara. Por eso yo, abandonado el análisis, estoy tan contento como si me hubiese sacado la lotería… no es ello una lotería menor. Ojala y se desenganchen de Europa tirando del gancho hacia arriba y con cuidado y no de mala manera y de un tirón abriendo en canal –en este caso- a la inocente Europa. Tienen dos años para llevar a la práctica todas las martingalas-marrulleras que se les antoje, puede que no. Pero no se descarta el puede que sí transferido a desembarcos “disuasorios” desde barcos grandísimos agazapados más acá de la línea del horizonte: causas y motivos al respecto, ya se inventarán- (su grandiosidad maldad, y la capacidad de destrucción que se le intuye, a los barcos, hiela la sangre). El poner grandes artefactos del mal en el mar, lejanos pero a la vista, mata ya a un pueblo en lo sicológico; cuando empieza la diarrea. Horrible me parece la participación que anuncia USA en las mesas de negociación para ¿solucionar? los problemas europeos: en los dos años para el desenganche inglés (participación, que dicen querer tener). No hay sino que fijarse en Israel que no para de matar y morir. Tanto los palestinos, dueños de la región, como los que llegaron más tarde a asentarse en ella van tres veces al día a la casa blanca ¿POR QUÉ?

No hay comentarios: