lunes, 20 de febrero de 2017

A los autónomos

^Por Luis C. García Correa
Ser autónomo es uno de los mayores méritos y necesidades sociales pues ello crea puestos de trabajo y riqueza gracias a la dedicación plena,  sin desfallecer.
Los autónomos no son lo suficientemente valorados y reconocidos por la sociedad, la Administración y el mundo del trabajo, porque deberían tener especiales consideraciones y, hasta donde sé, son los grandes contribuyentes, hasta financiando con impuestos por adelantados.
¿Qué tanto por ciento representan los autónomos en el cómputo de quienes crean puestos de trabajo y soluciones inmediatas?
Muchos son los inconvenientes y trabas a los que está sometidos los autónomos, pero así todo siguen adelante.Tienen problemas de todo tipo, como dificultades para conseguir financiación. Los plazos que conceden a sus clientes hacen que tengan morosidad por los aplazamientos del pago. Deben adelantar el pago del IVA a Hacienda de las facturas que aún no han cobrado de sus clientes. Tienen que pagar una cuota fija como autónomo y no sujeta a los ingresos. Además, suelen tener falta de liquidez, que puede llegar a producir el tener que tirar la toalla.
Creo que no es necesario seguir enumerando los problemas y la falta de apoyo, incluso de la sociedad, a los honestos trabajadores autónomos.
Quiero con estas palabras expresar mi admiración, respeto, apoyo a los honestos trabajadores autónomos por la labor que realizan, el bien que le hacen la sociedad y a los empleados que contratan. A pesar de todos los problemas.
En mi humilde opinión, la sociedad y la Administración les debe el reconocimiento y apoyo a los honestos trabajadores autónomos.

No hay comentarios: