miércoles, 22 de febrero de 2017

Corregir mi error y agradecer el cariño de los amigos

Por Luis C. García Correa
En Facebook se publicó, como dicho por mí, algo que no había dicho, y me molesté, tanto que dije que si seguía me marchaba de Facebook. Mis amigos y mis creencias me han hecho ver lo equivocado que estaba.
Gracias amigas y amigos, gracias creencias.
A partir de ahora y cuando algo se diga o se escriba que lo he dicho, y no sea verdad, solo aclararé que no lo he dicho.
Pido perdón por mi falta de humildad, por dejarme llevar de los nervios, y por no ser consecuente con mis creencias.
Siempre hay tiempo para errar y para pecar. Como para arrepentirse y pedir perdón.
Me han hecho recordar que hay que tratar de serenarse para tratar de ver las cosas con claridad y con humildad.
Gracias a tantas amigas y amigos que me ayudan de manera notoria, lo que les agradezco profundamente, y ruego porque todos tengamos la misma suerte.
Y como creyente gracias y pido perdón a Padre Dios.
Les quedo eternamente agradecido y les envío un fortísimo abrazo con mis mejores deseos.
¡Nunca es tarde para aprender, arrepentirse y pedir perdón!

No hay comentarios: