lunes, 13 de febrero de 2017

¡Soñar con un mundo mejor!

Por Luis C. García Correa
Los sueños son sueños.
Pero soñar con un mundo mejor nos pone en camino de que el sueño se convierta en realidad.
Sí: los sueños se pueden convertir en realidad, siempre que haya amor y lealtad.
La realidad tiene que ver mucho con lo que hacemos  y decidimos.
Decidir y tratar de hacer todo con honestidad es el camino para convertir el sueño en realidad.
Las fuerzas de las voluntades personales honestas tienen un poder y una capacidad inimaginables e inagotables: convierten los sueños en realidad.
Hay poderes que no conocemos, o no tenemos en cuenta. Si los buscamos, los encontramos y los utilizamos podemos alterar las circunstancias actuales.
Hay otros poderes reales y efectivos que no aplicamos, con lo que permitimos que las malas circunstancias dominen la realidad.
Vivir de espaldas a la realidad, o despreocuparse de ella, nos puede conducir a vivir el mal sin necesidad.
El bien depende mucho de nuestro deseo y de nuestro comportamiento basado en la honestidad, en la lealtad  y en ser fieles al momento que vivimos.
La honestidad debería presidir nuestras vidas, y con ella desarrollar el bien y así conseguiríamos un mundo mejor.
No hay que esperar a que la felicidad llegue, hay que ir a buscarla: la felicidad y llegará a la misma velocidad con la que la buscamos, añoramos y deseamos.
Compartir sigue siendo camino más grande y más rápido de alcanzar la felicidad y si es en libertad, el sueño de un mundo mejor se convierte en realidad.
No esperemos a que llegue el mundo mejor, vayamos en su busca y lo alcanzaremos por el poder de la honestidad y del valor y poder del amor y de la fidelidad.
Amar y compasión es el camino hacia un mundo mejor y al compartir ese amor desarrollamos la felicidad que unida a la libertad tenemos el mundo mejor, que tanto podamos desear y alcanzar.
Soñar con un mundo mejor y convertirlo en realidad depende de nuestro comportamiento de amar con pasión y sin parar con profundad fidelidad.
Soñar con un mundo mejor debe ser la meta a conquistar.
Soñar con un mundo mejor debe ser, por el amor, la realidad.
Soñar con un mundo mejor debe ser nuestra meta a alcanzar.
Soñar con un mundo mejor, tratar de convertirlo en realidad.

No hay comentarios: