miércoles, 29 de marzo de 2017

"Entre más doy más me sobra"

Por Luis C. García Correa
He dicho y repito que no me cansaré de decir la maravillosa vivencia de  que cuanto más doy más me sobra.
¡Por favor! Le ruego que pruebe, que haga la experiencia de dar con toda honestidad, humildad, desprendimiento y amor. Verá el resultado. No es inmediato, porque tiene que demostrarse a usted mismo, como a los demás, que lo hace convencido con todo amor y libertad, y sin pedir nada a cambio, sino por el deseo de ayudar.
Dar y ver que se incrementa de lo que uno da, es la gran maravilla de la vida terrenal, porque con ello se ayuda a los demás, se incrementa de lo que se da y al igual la santidad.
Hay muchas cosas para dar: dinero, amistad, amor, cariño, ayuda… Todas son formas definidas de dar: en la medida, forma y cantidad que damos, en esa misma medida recibimos y nos aumenta de lo que damos.
La vida es una maravilla de valores y vivencias que si se pierden por apatía, por pasotismo, por despreocupación, por no dar en general, es un pecado de lesa humanidad.
Una de las mayores formas de perder la vida y su contenido es pasar de todo y no dar y repartir de lo que tenemos y debemos dar para ayudar.
¡Por favor! No lo olvide.
¿Se es feliz porque  hacemos felices?
Pruebe, con perseverancia, a dar amor, humildad, honestidad… con prodigalidad de todo lo que tiene y recibirá con creces lo que ha dado y regalado con honestidad y sin pedir nada a cambio.
Bendito y alabado sea usted por el regalo que hace en ayudar a los demás sin pedir nada a cambio dando el amor y la ayuda con prodigalidad.
El resultado, ¡Ya me lo dirá!



No hay comentarios: