jueves, 27 de abril de 2017

Tamaraceite inicia su renovación

C7. Los vecinos están ilusionados», comentaba ayer el presidente de la plataforma Plantamaraceite 354, Antonio Rodríguez, mientras la pinza demoledora se encargaba de dar buena cuenta de los 10 bloques del antiguo Patronato Francisco Franco de Tamaraceite que comenzaron a demolerse, entre las calles San Daniel y San Juan de Ávila, para dejar paso a la construcción de un nuevo inmueble de dos edificios de 30 viviendas cada uno y un parque, dentro del Área de Renovación y Regeneración Urbana (ARRU) del barrio.
«Ahora que ven la máquina sí se lo creen, y es que nos han engañado mucho», dijo al referirse a un proyecto que se ha dilatado en el tiempo por «un gran olvido histórico» al que se sumó «la crisis económica», como reconoció el alcalde capitalino, Augusto Hidalgo, que acudió a presenciar el inicio de la obra con el subdelegado del Gobierno en Las Palmas, Luis Molina; el viceconsejero de Política Social y Vivienda del Gobierno de Canarias, Francis Candil; el concejal de Urbanismo, Javier Doreste; y la edil del distrito; Mercedes Sanz.
Esta primera fase de la intervención supone demoler las 80 viviendas de los 10 bloques en cuestión además de los 6 locales ubicados en los bajos y en los que, sin reunir condiciones de habitabilidad, residían otras tantas familias.

El derribo se prolongará dos meses y el nuevo inmueble se construirá a partir de junio. / <b>Acfi Press</b>
El derribo se prolongará dos meses y el nuevo inmueble se construirá a partir de junio. / Acfi Press
Pero Doreste garantizó que «tiraremos todos los bloques», e

Pero Doreste garantizó que «tiraremos todos los bloques», en referencia a los 34 restantes que integran el Patronato. Así, recordó que la «urbanización eran 354» viviendas y que «se han construido y entregado solo 100». Además, dijo que «en estos momentos estamos construyendo 23 en Lomo Los Frailes» a las que se sumarán las 60 que se van a edificar en la parcela en la que ahora se lleva a cabo la demolición y «37 más en La Galera», lo que hacen «un total de 120 viviendas a lo largo del año»
Añadió que «las otras 134 estamos pendientes de buscar la financiación, por eso tenemos pendientes reuniones con el Gobierno autónomo y con el Central para conseguir la financiación para terminar este ARRU y empezar el de Las Rehoyas, que son otras 2.500 viviendas».
Doreste indicó que «este es un problema de igualdad social, de lucha contra la desigualdad y de generar nuevas condiciones de vida» y que, más allá de la «renovación de cemento», debe propiciarse «una regeneración social»
La financiación total del ARRU asciende a 36 millones que se reparte entre el Estado (35%), el Gobierno de Canarias (30%), el Ayuntamiento (25%) y los propios vecinos.

No hay comentarios: