sábado, 22 de marzo de 2014

Las expropiaciones retrasan las obras de la Circunvalación

EFE/Redacción TelevisiónCanariaLas obras de la cuarta fase de la circunvalación de la capital grancanaria comenzaron en noviembre de 2007 y la previsión era que finalizasen en 2011, pero no se terminarán antes de 2017 debido a los problemas que han surgido con las expropiaciones, los cambios en el trazado y el incumplimiento en la financiación.

El consejero de consejero de Obras Públicas, Transportes y Política Territorial, Domingo Berriel,lo ha señalado de ese modo durante su comparecencia en comisión parlamentaria para hablar de esas obras a petición del grupo Socialista

Los 6,8 kilómetros de la Tamaraceite-Tenoya-Arucas son transitados cada día por una media de 63.000 vehículos, dijo el consejero, quien señaló que el presupuesto de la obra era de 91 millones de euros.

Cuando había dinero, comentó el consejero, se produjeron varias modificaciones que llevaron a ampliar la fecha de finalización hasta 2015, pero el "incumplimiento" del Gobierno central en el convenio de carreteras, cuya financiación bajó de 207 a 68,5 millones de euros "obligó" a la comunidad autónoma a pedir un crédito, y como los recorte continuaron el plazo de ejecución se amplió hasta 2017, añadió Berriel.

Un asunto relevante, según el consejero, ha sido el de las expropiaciones, pues ha sido preciso expropiar 752 fincas en un territorio que en un 80 por ciento es rústico, pero en el 20 por ciento restante, que es urbano, había unas 70 viviendas.

Para esas expropiaciones ha sido preciso destinar más de 50 millones de euros, de los que más de 209 están sin pagar y se abonan en función de las ocupaciones, dijo Domingo Berrieel.

El consejero explicó que el presupuesto de la obra ha pasado de 91 a casi 200 millones de euros, de los que casi más de 50 corresponden a expropiaciones.

Recordó que el Cabildo de Gran Canaria ha planteado adelantar trece millones de euros para esta obra, pero, comentó, la Comunidad Autónoma no puede recibirlos por cuando de hacerlo significaría superar el déficit permitido, por lo que se buscan otras posibilidades.

Una de las posibilidades es que el Cabildo del Gran Canaria de el dinero al Gobierno central para que éste lo pase después al de Canarias, con lo que el déficit sería asumido por el primero.

Otra posibilidad que es estudia es que el Cabildo de Gran Canaria destine el dinero a esa carretera, aunque no sea competencia de la corporación insular, pero de modo que después vías que sí lo sean se incluyan en el convenio de carreteras entre el Estado y la Comunidad Autónoma, siempre que las últimas no sean urgentes.

El diputado socialista Emilio Mayoral criticó que las personas afectadas por expropiaciones sean las últimas en cobrar a pesar de que en ocasiones tienen que abandonar sus casas.

José Luis Perestelo, del grupo Nacionalista, reconoció que la obra es muy compleja, por cuanto tiene siete viaductos y diez glorietas, entre otras cuestiones complejas que realizar.

El diputado del grupo Popular Felipe Afonso El Jaber criticó que de los 91 millones de presupuesto de esta obra se han certificado 81, y añadió que al ampliarlo se ha subido hasta 135 millones, con lo que se ha producido una desviación en torno al 48 por ciento.

Felipe Afonso El Jaber opinó que la obra no es prioritaria para el Gobierno de Canarias porque dedica a ella el 35 céntimos de cada cien del presupuesto de la Comunidad Autónoma.

No hay comentarios: