domingo, 25 de mayo de 2014

La depuradora de Tamaraceite reducirá los vertidos y aliviará Barranco Seco


La Provincia. La puesta en marcha de la ampliación y renovación de la depuradora de Tamaraceite, prevista para el próximo otoño, permitirá aliviar la estación de Barranco Seco y reducir los vertidos que en la actualidad soportan los barrancos de Tamaraceite y Guiniguada y los que se lanzan al mar, a través del emisario submarino situado a la altura del colegio de los Jesuitas, en la Avenida Marítima. El edil de Medio Ambiente y Movilidad, Ángel Sabroso, asegura que esta planta y la ampliación de la depuradora de Tenoya, que también está previsto que entre en funcionamiento después del verano, contribuirán a "conseguir el objetivo del Gobierno municipal: vertidos cero y olores cero". Por su parte, la portavoz del Partido Socialista, Isabel Mena, denuncia el retraso de las depuradoras, que "tenían que haber entrado en funcionamiento desde hace un año".
Las obras de la ampliación de la depuradora de Tamaraceite, en La Majadilla, fueron adjudicadas por 15,1 millones en 2010 y tienen como objetivo aumentar la capacidad de tratamiento de la planta, que estará en condiciones de purificar 9.000 metros cúbicos al día de aguas residuales de toda la zona del distrito de San Lorenzo-Tamaraceite y Tenoya. Por su parte, la depuradora de Tenoya, que está incluida en el mismo proyecto, depurará unos 1.500 metros cúbicos al día.
La modernización de las dos plantas multiplicará por tres el volumen de agua que se depuraba en la zona. En la actualidad no se está purificando nada en estas plantas. El proyecto se completa con la renovación de la red de saneamiento del barranco de Tamaraceite, la construcción de un depósito de 5.000 metros cúbicos en el acceso al cuartel de Manuel Lois, y las conducciones correspondientes, que tienen un importe superior a los 12 millones de euros.
Además, explica Sabroso, está en marcha la construcción de otro depósito de 10.000 metros cúbicos de capacidad en la zona del cementerio (junto a La Minilla), desde donde se impulsarán las aguas hasta la red de saneamiento Las Palmas Norte, que tendrá otra conducción paralela en sentido inverso. También está en obras el acondicionamiento de la red que permitirá reutilizar las aguas depuradas en jardines y terrenos agrícolas y la construcción de una estación de bombeo, junto al helipuerto del hospital Negrín, que facilitará el impulso de las aguas que bajan por el barranco de La Ballena hacia la depuradora de Tamaraceite, lo que evita que tengan que circular por la ciudad baja para ser tratadas en Barranco Seco.

Colectores
Según Sabroso, que asegura desconocer el retraso de la puesta en marcha de las depuradoras, la planta de Tamaraceite "va a descargar los colectores de Guanarteme, Las Canteras y el Ovoide de la Ciudad Baja", situado en la calle Luis Doreste Silva, esquina con Carvajal, "mejorando su eficiencia". "También va a descargar la estación de bombeo del Teatro", añade, evitando los vertidos al emisario submarino, o al barranco del Guiniguada, y permitiendo que la depuradora de Barranco Seco funcione con el caudal óptimo, mejore la calidad del agua final y que los olores se reduzcan "de forma notable. Además, se logrará la práctica desaparición de los vertidos ocasionales que se producen en el barranco de Tamaraceite y que en invierno llegan al mar". En palabras de Sabroso, la puesta en marcha de la depuradora de Tamaraceite, junto con la nueva red de distribución y las bombas de impulsión constituirán "un hito en materia de depuración". El alcalde Juan José Cardona, que hace unos meses reconoció que la ciudad lanzó en 2013 al mar 8.623 metros cúbicos al día sin depurar, tiene como objetivo reducir a "cero" los vertidos en este ejercicio.
Por su parte, la concejala socialista, Isabel Mena, critica el retraso en la puesta en marcha de las depuradoras de Tamaraceite y Tenoya, una circunstancia que atribuye a la "dejación" del Ayuntamiento. "Estas depuradoras tenían que haber estado terminadas hace más de un año. El alcalde aseguró el 1 de abril de 2013 que las plantas estarían en marcha antes de finales de ese año y todavía estamos esperando", sostiene Mena, que atribuye parte del retraso al "modificado que hizo el PP". Denuncia que tampoco se ha puesto en marcha el colector interceptor. Según Sabroso este colector, que lleva directamente las aguas de la Ciudad Alta a Barranco Seco, "ya está funcionando".

No hay comentarios: