lunes, 8 de junio de 2015

En memoria de Doña Gloria Ortíz Naranjo

Por Luis C. García Correa y Gómez
Fue doña Gloria Ortiz Naranjo una gran señora y compañera en la  directiva en mi época de presidente de la Asociación de Amigos de la  Catedral de Canarias.
Nos unió una gran amistad, y sus charlas y aportaciones serán siempre  recordadas por lo profundo de sus pensamientos y vivencias.
Doña Gloria ha muerto el 20 de mayo de este año de 2015 y ya celebramos su Funeral. Su recuerdo  perdurará más allá de la memoria.
Tuvo la suerte y responsabilidad de tener una determinada  sensibilidad, poco común, de ver lo que otros no veíamos.
Unas semanas antes de su muerte -que fue la última vez que nos  comunicamos telefónicamente- me hablaba de su cáncer como la voluntad  de Padre Dios y lo aceptaba con resignación cristiana, yo diría, con  santa resignación.
Como creyente y amigo ahora te rogamos, Gloria, reza por nosotros.
Humanamente te echaremos de menos.
Me he ido recuperando del vuelco del corazón al enterarme de tu  fallecimiento. Lo sabía, pero me fue inesperado, e imitándote rogamos  a Padre Dios la gloria de Gloria.
En la eterna gloria del cielo, en la contemplación de la Santísima  Trinidad, ahí nos esperas, ahí quiero llegar cuando, al igual que te  ha llegado a ti, me llegue a mí la hora de la partida final. Cuando  Padre Dios nos llame a su casa.
Tu ausencia trataremos de llenarla con los recuerdos que a todos nos  has dejado.
Descanse en la eterna contemplación de Padre Dios doña Gloria Ortiz  Naranjo, y aquí adjunto el ofrecimiento de quedar al servicio de toda  su familia, a la que le envío mi más sentida condolencia.

Su amigo, compañero y hasta pronto.  Luis C. García Correa y Gómez y familia.

No hay comentarios: