miércoles, 3 de junio de 2015

"Las Energías Renovables. La salvación o perdición. Pero seguiré"

Por Luis C. García Correa
Las energías renovables son y serán la salvación.
Caminamos, muy de prisa, hacia la autodestrucción. Parece inconcebible, pero es así.
La especie humana es la única capaz de autodestruirse, de aniquilarse a sí misma.
La libertad es el atributo por excelencia de los seres humanos.
Con libertad se puede hacer el bien o el mal.
Todos sabemos de sobra lo que tenemos que hacer.
¿Y todo esto a qué viene?
No entiendo el ejercicio de la libertad y del conocimiento técnico que no sirve para la salvación. Seguimos destruyendo y contaminando el hábitat natural.
Las energías renovables contribuyen necesariamente a la solución.
Hemos nacido para ser libres y felices. No habrá libertad ni tampoco felicidad, sin la necesaria protección.
¿Qué hace usted? ¿Qué hago yo? No basta con decirlo, hay que hacerlo.
¿Cómo puedo convencer de lo fácil que es la salvación?
La vida y el hábitat son naturales cuando están regidas por la honestidad.
¡¡¡No hay salvación sin la honesta participación!!!
¿Lo cree? Si no lo cree, siento que Usted haya perdido el tiempo en leer este grito angustioso de auxilio. 
Aún así, le necesito. ¿Qué puedo hacer para convencerle?
No tengo más armas que el amor apasionado al ser humano, el ser un habitatista convencido y este blog.
¿Qué más puedo y debo hacer?
No lo sé.
Solo sé que no tiraré la toalla, mientras mis circunstancias personales me lo permitan. Hasta entonces, seguiré.
Mañana pensaré qué hacer. No descansaré.
Mañana amanecerá con el sol de siempre, pero su luz y su calor no me solucionarán el problema.
Así y todo seguiré.
La esperanza en un mundo mejor y con ello la salvación de nuestro hábitat natural no dejo de desearlas ni de necesitarlas. Lucharé por ello.
Mañana amanecerá. Y de nuevo volveré a la realidad.
¿Cuál será? ¡¡¡No lo sé, pero seguiré!!!

No hay comentarios: