lunes, 4 de abril de 2016

Ayudarnos

Por Luis C. García Correa
La gran mayoría de las necesidades vitales se resuelven si nos ayudamos.
Hay riqueza y bienes necesarios de sobra. No es necesario que nadie se arruine.
Hay que dar lo que se puede y se debe, no lo que se quiera, y menos aún de lo que sobra.
Dar un tanto por ciento de los ingresos, y así no tengo dudas. El resto de las ayudas pueden consistir en la búsqueda de las soluciones vitales, cuesten el tiempo y los esfuerzos que sean.
Ayudarnos es una consecuencia de la educación en valores. Es muestra de responsabilidad. Es necesario para tener la felicidad.
¡Nadie puede ser feliz sin ayudar!
El egoísmo exacerbado anula la buena voluntad, desarrollando el mal y quitando el bien que debemos hacer para ayudar.
Ayudarnos debería ser lo normal.
La felicidad está en compartir, y ayudar es la mejor forma de tener y repartir la felicidad. Si se hace en libertad, este comportamiento genera el bien de forma exponencial.
Ayudarnos con amor y en libertad es manifestación de la grandeza del ser humano. Es camino de la santidad.
La santidad es la forma natural de ayudarnos para el presente y para la eterna felicidad.
Ayudarnos es amar en la libertad y dar y entregar la felicidad con amor.

No hay comentarios: