miércoles, 6 de abril de 2016

Unos 300.000 euros para los pisos viejos de Tamaraceite

C7.El Ayuntamiento destinará entre 300.000 y 400.000 euros a la reparación de los bloques viejos de Tamaraceite mientras se impulsa la reposición del barrio. Básicamente se tratará de mejorar los bajantes y parchear humedades, una de las principales quejas de los vecinos que esperan por la segunda fase del proyecto de renovación.
El concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Javier Doreste, aseguró este martes que en torno a verano se podrá iniciar un plan de reparaciones de los viejos edificios del antiguo patronato Francisco Franco de Tamaraceite. La idea es ir mejorando las condiciones de vida de los vecinos que aún deberán aguardar varios años a que se construyan las nuevas viviendas incluidas en el plan de renovación y reposición del barrio. Estos edificios presentan un avanzado estado de deterioro.
El edil calcula que la inversión que se acometerá en la zona rondará los 300.000 o 400.000 euros, cuya gestión dependerá del ritmo de tramitación del expediente en el seno de las oficinas municipales.
«El dinero está disponible», aseguró Doreste, «porque ya hemos ingresado el dinero que adelantó el Ayuntamiento».

Los vecinos que este lunes acompañaron a los políticos en su visita al nuevo bloque de 72 viviendas que se entregará en dos meses pidieron sobre todo ayuda para reparar las canalizaciones, ya que las fachadas y las paredes interiores están afectadas por humedades. También denunciaron el desplazamiento de pretiles en los inmuebles y las fugas de aguas fecales.
La situación no es nueva. En 1992, según se recoge en un informe municipal, «debido al deterioro que sufrían las edificaciones, dada la baja calidad de su construcción y a una ausencia total de mantenimiento, causa de averías en instalaciones de fontanería y saneamiento y de grandes humedades en cubiertas y cerramientos, además del mal uso de las zonas comunes» se acordó un plan de rehabilitación de los inmuebles.
Así, entre 1993 y 1997, se realizó una operación de mejora de las viviendas con una inversión cercana a 1,5 millones de euros. En este caso, se remozaron las instalaciones generales e impermeabilización de los bloques, pero los técnicos reconocen que «la acción rehabilitadora emprendida no logró una mejora en las condiciones de habitabilidad de las viviendas, pues las causas principales del deterioro progresivo son su intensa ocupación y lo obsoletas que han quedado».

No hay comentarios: