lunes, 16 de enero de 2017

¿Quién soy yo?

Por Luis C. García Correa
¿Quién soy yo? Aquel que me engendraron mis padres, el que parió mi madre, al que criaron y educaron mis padres, mis abuelos y el resto de la familia. Ese soy yo.
¿Cómo me educaron? Me infundieron en el alma y en el corazón el Primer Mandamiento: Amar a Padre Dios sobre todas las cosas y al prójimo, a usted, como a mí mismo.
Si yo no soy consecuente con ese Mandamiento soy un cuentista de marca mayor.
A lo largo de mi vida he tratado de ser consecuente con ese Mandamiento, y sigo tratando de serlo.
La única complicación soy yo.
¿Por qué soy la “complicación"? Por mis limitaciones.
Mis limitaciones son el gran cimiento de mi verdad, de mi honestidad y de mi fidelidad.
“¡Me glorío en mis debilidades!”
¿Quién soy yo? Ese conjunto de debilidades, de honestidad, de verdad, de ilusión, de responsabilidad, de fidelidad… y no sé cuantas cosas más.
Todo eso soy yo.
¿Qué puedo hacer siendo yo? Ayudar y amar para tratar de devolver y agradecer la ayuda y el amor.
¿Cómo y en qué ayudar? En todo lo que puedo y necesitan los demás.
No hay limitación en la ayuda. Si limitamos la ayuda nos limitamos nosotros mismos.
La ayuda a los demás es la gloria terrenal.
Ayudar engrandece el alma, fortalece la voluntad, desarrolla la bondad, y nos convierte en seres  que caminamos hacia la santidad.
La santidad  es la meta a conquistar, si ayudamos a los demás.
¿Quién soy yo? Quien quiere conquistar la santidad.
Pero para conquistar la santidad le necesito a usted. Sin usted no tengo posibilidad de alcanzar la santidad.
Bendito y alabado sea usted, porque me permite llegar a la santidad.
¿Quién soy yo? Ese que le necesita a usted para llegar a la santidad.

No hay comentarios: