lunes, 20 de marzo de 2017

¡A Canadá y sus habitantes!

Por Luis C. García Correa
Los países son grandes por su superficie, riquezas naturales y por lo que hacen sus habitantes.
Canadá une a su enorme y maravillosa superficie una población digna de admiración.
Canadá es un país con una larga historia, cuyos ciudadanos han sabido apreciar y considerar para vivir como dignos herederos de sus antepasados. Mis felicitaciones.
He sido y soy un admirador de los canadienses y de su impresionante País, y ahora uno mi eterno agradecimiento por el honor que me hacen al visitar muchos canadienses este blog, que está a su servicio con admiración y cariño, humildad y honestidad.
Escribo en este blog por mis creencias y por responsabilidad, y todo basado en lo que mi familia me enseñó a propósito del Primer Mandamiento: Amar a Padre Dios sobre todas las cosas y al prójimo –los canadienses – como a mí mismo.
Ver y contemplar las visitas que me han hecho los canadienses a este blog me llena de inmensa alegría y eleva mi responsabilidad a las mayores cotas que puedo llegar.
Es un honor y una gran responsabilidad tratar de ayudar, máxime a ciudadanos grandes de grandes países. Gracias, amigos canadienses.
Como creyente, y por convicción y vivencias, le pido a Padre Dios que bendiga a ese grandioso País  y a cada uno de sus habitantes, para que sigan teniendo las bellezas y grandezas de las que han sido beneficiados, y que tanto cuidan dando ejemplo al mundo de lo que es amar a su Patria y ser consecuente con ese cariño.
Gracias canadienses por hacerme tanto honor y responsabilidad de visitar mi blog: lugarcorrea.blogspot.com.es.
Reitero la alegría y los impulsos a seguir tratando de ayudar por la información de que soy capaz de dar con la mayor honestidad.
Con mi respetuoso y admirado saludo a la bandera del Canadá y de los canadienses, me despido deseando ser un honesto, fiel y leal agradecido admirador y servidor.
Padre Dios bendice a Canadá y a sus habitantes, y me ayude a servir a los demás.
Gracias con un eterno agradecido.

No hay comentarios: