jueves, 2 de marzo de 2017

A riesgo de perder la vida.

Por Antonio Domínguez
El que quiera entrar en quirófano de la inseguridad social, ha de ganárselo a pulso. Como antaño hay que empezar a llevar cestos de huevos gallinas, pollos, baifos y presentes por el estilo, a maestros, curas, practicantes y médicos; para que alguno de ellos meta una cuña.

Si se nos ha dicho sin anestesia, que” no hay solución a corto plazo, para los colapsos en urgencias”; cuando eso se arregla con cinco médicos mas ¿Qué nos espera en el resto de los servicios  caros y mas difíciles? ¡¡QUE MALA CALLE ESTÁ ELIGIENDO LA PROCESIÓN!!  

No hay comentarios: