lunes, 5 de junio de 2017

¡Mi grito de guerra pacífico!

Por Luis C. García Correa
¿Cuál es mi grito de guerra? ¡Por el amor, por la honestidad y por la participación llegar a la plena felicidad en la libertad!
Sin amor no existe la menor posibilidad de vivir de forma normal y natural.
Con la honestidad se conquista el bien y se les reparte a los demás.
Con amor y la honesta participación se conquista la fraternidad que se necesita para la plena felicidad.
Se llega a la libertad por el amor a los demás en la honesta participación en la búsqueda y vivencia del bien para ayudar.
Sin amor y sin honestidad no hay progreso ni libertad.
¿Cuál es mi grito de guerra? ¡El hábitat natural es una necesidad, quien atente contra él y no lo proteja, recibirá el mal que siembra sin necesidad!
Nacimos, crecimos y vivimos en nuestro maravilloso y necesario hábitat natural. Y vamos a morir contaminados por los efectos de la destrucción masiva de la Naturaleza, en la que hemos nacido de forma natural, y estamos llevando a la destrucción, que es nuestra destrucción, a una enorme velocidad.
¿Cuál es mi grito de guerra? La falta de amor al prójimo, la insolidaridad y el pasotismo nos arrastran al mundo de la maldad.
 La información en la maravillosa globalización no se está usando como medio de ayudar, por la falta de amor, por la insolidaridad y el pasotismo.
Mi grito de guerra es: “¡Sin amor y sin la honesta participación no hay felicidad ni libertad!”.
Con amor y la honesta participación protegeremos nuestro hábitat natural, y podremos vivir de forma natural y normal.
Benditos y alabados sean los habitatistas porque protegemos lo que necesitamos y amamos a la Naturaleza como hábitat natural y al ser humano como nuestro hermano
“¡Mi grito de guerra pacífico¡” Amarnos como hermanos y viviremos lo normal, en paz y con libertad y felicidad.

No hay comentarios: