domingo, 16 de julio de 2017

¡Mucho queda por hacer en Gran Canaria!

Por Esteban G. Santana Cabrera
Se celebró el pasado mes de junio el V Congreso Insular de Coalición Canaria en Gran Canaria donde se decídía el futuro de esta formación en la isla. Una puerta se cierra y otra se abre. Aire fresco que entra como el alisio en esta formación donde se ha hecho una apuesta de futuro en Gran Canaria, de cambio dulce pero radical.  Fernando Bañolas ha dado paso con elegancia, como no podía ser menos,  a un joven político pero con amplia experiencia, Pablo Rodríguez, actualmente vicepresidente del gobierno, en proyección, con ilusión, ganas y nuevas ideas de cara al futuro. Está claro que CC en Gran Canaria necesitaba ya un cambio en la isla, un nuevo proyecto que sirva de modelo a la sociedad grancanaria. 

Un modelo donde se pueda ver reflejada la población isleña, de cualquier sector social y profesional, y donde el ciudadano de a pie se sienta identificado. Se realiza una especial apuesta por lo nuestro, por lo que se hace aquí en la isla y que hay que poner en valor. Por los  cientos de profesionales que cada día se esfuerzan en los distintos ámbitos, en realizar grandes proyectos que no son valorados como deberían. 

A Coalición Canaria  en Gran Canaria  le ha llegado el momento de realizar un proyecto propio, genuino, pensado por y para nuestra tierra y nuestra gente grancanaria, pensando en cada uno de los municipios de esta isla que tanto aporta al archipiélago canario. Tomo la palabra del secretario nacional de la formación nacionalista José Miguel Barragán que repetía por activa y por pasiva que hay que dejar atrás el mito de CC-ATI, pero para ello tenemos que evitar que la ciudadanía tenga argumentos para pensar de esa manera.Un cambio que está avalado por el presidente del gobierno Fernando Clavijo y que ha estado apoyando este nuevo proyecto de Pablo Rodríguez desde el principio y que ha salido de este congreso ampliamente reforzado.

Algo está cambiando en este grupo nacionalista que da voz a nuestras islas en el Congreso y en el Senado a través de dos mujeres que son pesos pesados en esta formación como son Ana Oramas y Mª Mar Julios, que no quisieron perderse este momento histórico para la formación nacionalista grancanaria. Pero deben ser más las voces en las instituciones del Estado. Poco a poco se van constituyendo las asambleas locales en los distintos municipios. Las Palmas de GC, Telde e Ingenio son un ejemplo de este cambio generacional. En todos ellos huele a regeneración y recambio, conservando lo bueno y aprendiendo de los errores cometidos.

Mucho queda por hacer y esto no ha hecho más que empezar.  La apuesta de Pablo Rodríguez por el cambio ha sido contundente combinando experiencia con juventud, formación política con perfiles profesionales de distintos ámbitos, para que el proyecto por la Gran Canaria de los próximos años no sea flor de un día. Un proyecto que no se plantea un reto a corto plazo, hasta las próximas elecciones, sino un proyecto de futuro, en el que la isla esté representada en todas las instituciones locales, en la  insular y en el parlamento español. Porque cada vez es más necesario que Canarias y Gran Canaria estén presentes en los órganos de gobierno para que los grancanarios podamos decidir nuestro futuro. Los jóvenes han elegido su ejecutiva también recientemente y las  asambleas locales están en proceso de formación algunas y recién nombradas otras como la de Las Palmas de GC y Telde

Muchos nos hemos ilusionado con este proyecto y a buen seguro que cada día serán más los que se identifiquen con Coalición Canaria en Gran Canaria, pero la única garantía que tenemos de que puedan salir las cosas bien es con trabajo, esfuerzo, ilusión, cercanía y diálogo, mucho diálogo,  y eso a buen seguro que no va a faltar.

4 comentarios:

Victor Androano dijo...

Antes me amputo la mano que votar a CC. Por suerte los Grancanarios de bien les tienen cogida la medida y en la isla son un partido residual.

Antonio Domínguez Herrera dijo...

Don Víctor Androano, se ve que no es broma su determinación a tomar, si se ve en el brete de tener que ir contra sus principios; si por coacción se los impusieran, usted tomaría cualquier drástico arrojo, audaz y valiente. Yo le entiendo ¡¡MUY BIEN!! Porque lloro de pena cando veo en la tv las calamidades del franquismo. Lloro prácticamente a diario cuando veo a concejales foráneos mandando en mi municipio de san Lorenzo querido. lloro cuando veo al presidente del cabildo -con uso de mi imaginación- parado en medio del campo canario desierto “y hasta deshabitado”: estudiando los recovecos donde irán las clavellinas y todo tipo de flores ¡¡juro por Dios, que cuando veo a un hombre tan inepto, absurdo e irrecuperable las lágrimas me anegan el bello del pecho y por ende destila el frontal de la camisa ¡¡No lo puedo soportar!!.
Le digo porque es importante para usted, que aquí tiene su página de espíritu democrático autentico y no de boquilla, ¡nadie acepta unas palabras tan fuertes en su página de una organización que admira; y no le han dolido prendas y se le quedaron los anillos en su sitio. Esteban tiene mas que demostrado que de mea pilas no tiene nada. Publica todo comentario aunque, el mismo, le haga sudar tinta, ¡si no se vira el volante para el delito!
Le cuento una experiencia personal. Yo mandaba artículos a un periódico de Telde y se me armaban uno cacaos porque mi club de fans (eran antidemocráticos) empezaron a hablar de cultura, sin conocer ese concepto. Yo les mandé un articulo deconstruyendo el concepto cultura para después volverlo a armar; un trabajo que fue revisado filológicamente, y aun así no me publicaron por que los dejaba a todos con el culo al aire. Yo les mandé varias cartas, que no me contestaron. Por eso le digo que da gusto cuando uno habla claro y es publicado. A mi desde luego al igual que usted no me gusta decir las cosas para que se entiendan en el futuro. ¡¡donde el burro se cae, allí se lleva los palos!!. Antonio Domínguez Herrera.
Tenemos la suficiente empatía y pachorra democrática para recibir y publicar cualquier comentario dentro de la ley. Le esperamos por aquí cuando usted lo tenga a bien. Considérese uno mas en este divertimento. Sea bienvenido. Creo que me puedo avanzar a hablar –soy un simple colaborador- porque ya son muchos años y conozco de que va todo esto.

Victor Androano dijo...

Agradezco su comentario D. Antonio. Y por extensión la tolerancia de D. Esteban en la publicación de comentarios poco o nada coincidentes con sus ideas.

Permitame invitarle a reflexionar y revisar su nostálgica postura en aras de recuperar la soberanía del extinto municipio de San Lorenzo. Cierto es que su desaparición vino forzada por una ruptura violenta del orden legislativo imperante. Pero puestos a retrotraernos en el tiempo ¿Acaso la Conquista castellana no vino a ser lo mismo? En esta isla había una organización social, económica, cultural, militar...todo aquello que caracteriza a una sociedad estructurada...Y que fue quebrantado por el uso de la violencia.

¿Tiene más legitimidad el municipio de San Lorenzo que el restablecimiento del faycanato y el guanartemato?

Al final no queda otra que envainarsela y mirar adelante.

Antonio Domínguez Herrera dijo...

Don VICTOR, reflexionando con usted, desde la corrección en la que soy también interesado, puesto que la veo reflejada en su nota, le comunico que estoy de acurdo; al que me lleva la lógica de las cosas, la imparcialidad y la lealtad. No puedo pretender que usted participe de la amargura de convivir con huérfanos y viudas de aquel desastre, aquí en San Lorenzo, por el que le juro por Dios, aun a veces lloro. Le aseguro que no quiero arrastrarle a dramatismos; solo decirle que desde lejanías no vienen al caso porque le llegarían demasiado fríos.
Es un axioma que nada se compara con los asesinatos cometidos por las huestes de maleantes embarcadas en Guadalquivir. Fue (Canarias) la devastación mas ordenada por ordenes y por el orden en las actuaciones de desorden, de aquellos criminales reyes católicos; y desde luego lo de San Lorenzo desde ese punto de vista no alcanza el rigor del mas mínimo suceso. ¡nada que objetar a su planteamiento porque es correcto.
Por último Don Víctor, le pido por favor que me permita aprovechar la ocasión para dirigirme a las autoridades que tienen que ver con el estadio de las cosas y totalmente ajeno a mi comentario de su comentario. La chanza que hago a la gente que no respeta lo ajeno y anclándome a su última frase; discúlpeme por favor, es: ¡¡seguiré con ella desenvainada y tiesa como la cuerda de un violín a ver si en venganza puedo asfixiar alguno mandándosela garganta abajo!! Le ruego que relea lo dicho para que no venga nada en detrimento del gusto que me dio su atento comentario.