jueves, 5 de diciembre de 2013

Llevan aguas negras de La Milagrosa al alcalde para que elimine un vertido

La Provincia. Un grupo de vecinos de la calle de Las Camellas, en el barrio de La Milagrosa, llevaron ayer al alcalde Juan José Cardona una botella con una muestra de aguas fecales, para intentar informarle del problema que sufren desde hace 16 años en la zona debido al mal funcionamiento de la red de alcantarillado. Los vecinos se conformaron con registrar la botella, junto a un escrito de denuncia, y mostraron su esperanza de que Cardona tome conciencia del grave problema que sufren, debido a la presencia casi constante del reboso de las aguas negras, que corren a lo largo de la calle y forman un pequeño lago, debido al mal funcionamiento de la arqueta.


Pedro Gutiérrez, vecino afectado y miembro de la plataforma ciudadana Por Canarias, indicó que están "hartos" de las "promesas incumplidas" de la edila del Tamaraceite-San Lorenzo-Tenoya, Carmen Guerra. "Es un problema que afecta a 25 familias de la calle y que tiene que resolver el Ayuntamiento, mediante la conexión de la canalización de las aguas negras con el colector. Tienen aquí una especie de pozo negro y cada dos años vienen y lo vacían, cuando se acuerdan de que existe este barrio. Cuando explota la arqueta, las aguas invaden toda la calle", dijo Yolanda Ramírez, que añadió que los vecinos tienen que soportar a diario los malos olores de las aguas negras y la presencia de ratas.

No hay comentarios: