viernes, 18 de abril de 2014

La Cruz del Ovejero

Por Pedro Domínguez Herrera
A medida que se van construyendo calles, urbanizaciones, zonas industriales, van pasando al olvido los topónimos de pequeños lugares con arraigo histórico. Aquí en Tamaraceite se han ido perdiendo algunos. La Pescadería era donde hoy está la oficina principal de Correos. Por los años cincuenta del pasado siglo, había allí una caseta de madera, como las de las ferias, donde un anciano vendía pescado. Hasta hace bien poco, cualquier suceso o información que se refiriera a su entorno, se seguía nombrando la Pescadería.

Otros lugares hay que no se podrán recuperar ni tienen tanto interés, Los Árboles del Canario, el Tanque de las Cañas, “el Tanque Piso”, el Cruce del Puerto etc.

En esto de los topónimos existen sitios que  tienen  importancia histórica, que están envueltos con una leyenda, que se han ido reafirmando a lo largo del tiempo como algo más que una reseña de localización, esto es lo que ocurre con la cruz del ovejero. Se cuenta, que en una brutal pelea cayó muerto un ovejero. Los que le querían y personas piadosas pusieron una cruz en el lugar, que con el tiempo y quizás porque estorbaba a efectos de fabricación desapareció. Queda el nombre de la calle que no es nada seguro, ya que cualquier corporación podrá cambiarlo. Pronto se llamara la zona como la del intercambiador.

Parece acertado clavar una cruz, en un conjunto artístico que represente la trashumancia en Canarias, en la macro rotonda o en sus aledaños . El nombre es sonoro, no se repite como otros topónimos, por su singularidad y por guardar algo de nuestro acervo cultural; bueno sería que lo considerasen las autoridades competentes en estos asuntos. Resguardar este nombre, punto de partida para los ciudadanos de las Palmas, en la romería hacia la Patrona, será un gran acierto.

1 comentario:

Tino Torón dijo...

Pedro Domínguez: Buen artículo de reflexión sobre los topónimos del Pueblo de Tamaraceite, camino de Ciudad donde todo desaparece concientemente.
Nadie se preocupa ni apoya (con respeto, si me entienden) los políticos hacen lo que quieren, no lo que manifiesta un pueblo.
Me indigno al perder nuestra identidad, si fuera mas joven, en poco tiempo volveré a ver todo cambiado (nuevo)
Si recordamos el Parque la Mayordomía es la zona comprendida entre el barranco y Las Perreras, hasta este nombre desaparecerá.
Tu idea entra en la conciencia de muchos y por mi estoy dispuesto a colaborar en el diseño y proceso, si este es aceptado,pero esto cuesta.
Pedro, esta dicho, quedando como mensaje a las nuevas generaciones, la defensa por contribuir, de lo que me alegro
Te saluda