domingo, 28 de diciembre de 2014

No nos olvidemos de La Cruz del Ovejero


Si nos acercamos por rotonda de la Cruz del Ovejero podremos comprobar que lo de la cruz ha sido una INOCENTADA. Pero con este toque de humor hemos querido que no se olvide el topónimo de este lugar emblemático de nuestro pueblo. La recién estrenada rotonda de la Cruz del Ovejero parece que está pidiendo a gritos algo que haga alusión a su topónimo y que recordamos días atrás. ilustrado brillantemente por nuestra página amiga toponimograncanaria.blogspot.com. 

La obra está terminada y quedó muy bien, pero para que esté completa necesita algo que nos recuerde lo que fuimos aunque sea con un triste tapiz, mural o escultura.

Igual esto es el sentir de unos pocos nostálgicos entre los que me encuentro, igual es el sentir de todo un pueblo dormido por el sufrimiento de ver lo que fuimos y en lo que nos hemos convertido. Esperemos que la iniciativa que ha lanzado la concejalía a propuesta de un grupo de vecinos y empresarios sea realidad algún día. Les dejo con lo publicado en dicha página.

Topónimo con el que se conoce el lugar donde se ubica el cruce de las carretera de Arucas y de Teror, que tuvo su origen en la existencia de una cruz en recuerdo de un pastor que murió de forma violenta en dicho lugar, sin que se tengan más noticias sobre el suceso y la identidad del pastor, pues el hecho se transmitió oralmente de generación en generación.
Hay una antigua referencia a este lugar en las Ordenanzas del Consejo de 1531 donde se dice:

«Otrosí que ansimismo se señala por dehesa los lomos Tamaraçayte. de Tamaraçayte segund que está amojonado por mandado de la cibdad que es desde postrer lomo de la Cruz desde el cantón del dicho lomo junto al camino real e desde allí hasta el cabo del dicho lomo e de allí por el camino abaxo hasta el camino que dizen de Tamaraçayte y alderredor del dicho barranco hasta las casas del lugarejo de Tamaraçayte y de ay por el camino real arriba que viene hazia la cibdad la qual dicha dehesa se señala para todos los ganados ecebto cabras ni ovejas e puercos que no an de entrar en la dicha dehesa e porque junto desta dicha dehesa están unas tierras en el lomo postrero do cabe las tierras que diien de Suerobaçe que estas dichas tierras no se an de sembrar syno quando se sembraren todos los dichos lomos como está acordado por la cibdad porque si se sembrasen sería en mucho daño de los ganados que andoviesen en la dehesa pero que cercando las dichas tierras con buenas cercas como los ganados no entrasen en ellas que las pueda sembrar a riesgo del que las sembrare sin llevar pena ni daño ni correr los ganados y esta dehesa de Tamaraçayte se a de, guardar hasta en fin de abril desde principio de octubre » (MORALES PADRÓN, F.: Ordenanzas del Consejo de Gran Canaria. 1531, Sevilla, 1974).
Fotografía del pintor Tomás Gómez Bosch
(Fedac)

Hay que aclarar que la dehesa, como era la de Tamaraceite, era un terreno limítrofe alejido dedicado al pasto de caballos y ganado de labor de los pobladores y a reses destinadas a las carnicerías. 

Quedaban convertidas en cotos, donde entraría el ganado permitido en épocas concretas. Cada año la Ciudad elegía una especie vigilantes que examinaban las dehesas, procuraban que los mojones estuvieran alzados, del aprovechamiento de los cañaverales y de las aguas. A dicho fin se elegían doce personas «buenas y honradas», vecinos de la Ciudad, que por parejas debían cada dos meses visitar las dehesas y comprobar su estado y la eficacia de los guardas.

Veinte años después tenemos otra referencia documental en la solicitud de data que hace Juan de Villanueva el 16 de diciembre de 1551, cuando dice: «... çinquenta hanegadas de tierras en Tamaraçeyte desde la cruz grande que esta sobre las cabezas de Tamaraçeyte e como dize el camino un barranquillo abaxo seco que e aguas vertientes de una parte e otra del dicho barranquillo a dar en el barranco grande do dizen Tamaraçayte que va desde el propio barranco al pozo de Guadarteme ...»(RONQUILLO, M. Y AZNAR VALLEJO, E.: Repartimientos de Gran Canaria, Las Palmas de GC, 1998).

Detalle del lugar en 1950
(unpaseoportamaraceite.blogspot.com)

Parece describir el que después será conocido como barranquillo de Jacomar, y más recientemente como barranco del Pumpeo, cuando tributa sus aguas al barranco de Tamaraceite tras superar Las Majadillas. 

Aunque no se conocen referencias escritas del suceso aquí acontecido, si parece claro que el lugar del lomo de la Cruz sobre el que se asentó el camino real y después la carretera hacia Arucas, tiene al norte el barranquillo de Jacomar, está en el entorno de la antigua dehesa de Tamaraceite, ubicándolo al lado del camino real que va a la Ciudady el lugarejo de Tamaraceite que no es otro que el después llamado Lugarejo de San Lorenzo por donde discurría el camino real hacia Teror.


Todo ello unido a la condición de "ovejero", parece inferirse que el asunto que dio lugar al topónimo está vinculado al aprovechamiento de la dehesa y los enfrentamientos que siglos atrás se dieron entre ganaderos y agricultores que usurpaban las tierras para su puesta en cultivo.

Fuente: http://toponimograncanaria.blogspot.com.es/

6 comentarios:

Pedro Domínguez Herrera dijo...

Muy bien Esteban... Sobran las palabras

Sergio Naranjo dijo...

Como bien se aporta en el documento, la cruz era un elemento romano de señalización, tanto para remarcar fronteras, cuanto para remarcar sus castigos. De esa manera llegó a finales de la Edad Media y hasta Canarias, y en Lo Blanco nos encontramos otra cruz con el mismo fin que la del Ovejero. (No es la de San José del Álamo, esa sí tiene origen y razón cristianos)
Está muy bien recordar la Historia, especialmente cuando en momentos como este, la negación del conocimiento nos obligará a repetirla.

Anónimo dijo...

Sí también ha sido símbolo de cruzadas, de inquisición y símbolo religioso y en sus múltiples formas gráficas hay ejemplos históricos en el siglo pasado como la cruz gamada que demuestran otros usos de tristes consecuencias para la humanidad..esta claro que las cosas dependen de como se vean y lean..y desde luego en el caso que nos ocupa, el símbolo es claramente religioso. No se trata de negar la historia gracias a la cual hemos aprendido, se trata de que el símbolo que se propone instalar tiene un marcado peso religioso en los dos últimos siglos y quien ve una cruz en la actualidad no piensa en que sea una marca romana de paso o camino, sino que la identifica como un símbolo religioso cristiano....también podria ponerse un cartelito alusivo al nombre acompañado de dos pastores y unas ovejas que hace alusión y honor a la ganadería de la zona..claro está sin cruz.

Anónimo dijo...

Sí, es usted un gallo tapado y macho de altura (si no quiere sinónimos, apelativos, ponga su nombre). Claro que la cruz es símbolo de adversidad; de sanguinarios, crueles, alevosos, derramamientos de sangre en cruzadas; por el ningún respeto a la vida del inventor de dar muerte al no creyente. También lo es de “purificadores fuegos inquisitoriales”. Las carreteras de occidente están llenas, allí donde se mató un individuo; los cementerios... porque, el mismo Jesús fue asesinado en una. La cruz es un símbolo de muerte nefasto y funesto.
Ahora, respetado señor, no se puede disociar la cruz de todo tipo de maldades humanas para las cuales se ha utilizado (ya es demasiado tarde para una introducción doctrinaria de semejante calado) y venir a decir que se pongan unas ovejas y un par de pastores y desplazar la cruz; que siempre se ha puesto en el punto exacto de la tragedia humana. Tendrá usted intereses, pero, no tiene razón. La razón la tiene (como casi siempre) Sergio Naranjo. Si en ese sitio hubo una cruz, opino que se restituya y cargue para siempre con su simbolismo y significado. Reciba saludos y el respeto que me queda.

Antonio Domínguez Herrera.

Anónimo dijo...

jajajaja con todas las rotondas que hay nuevas en Tamaraceite, el que no quiera ver la cruz que pase por otra que tenga lo que le gusta jajajaja...., hay donde elegir.

Anónimo dijo...

Ya he buscado la solución para que se entretenga el anónimo que no quiere cruces en las rotondas, que vaya gestionando los papeles para que tiren la que está en El Monumento a los Caídos de la Plaza de España de Santa Cruz de Tenerife es una torre con forma de cruz, cuando quiten esa luego quitamos la de Tamaraceite. Por cierto, cuando viaje a Tenerife tendrá que entrar por el sur para no verla jajajaja...