lunes, 29 de diciembre de 2014

¿Se puede adivinar el futuro?

Por Luis C. García Correa
¿Se puede adivinar el futuro? Personalmente creo que no, salvo que ocurra un milagro.
Si vivimos, el futuro se hace presente. ¡Pero no lo adivinamos!
El futuro se construye desde el presente. El futuro más inmediato es consecuencia de cómo nos comportamos hoy. En este sentido, sí podemos aventurar qué pasará en el corto plazo.
Por eso, entre otras razones, insisto tanto en que “la honesta participación es la solución”.
La honesta participación -si es de la mayoría- tiene un poder de influencia enorme sobre el presente y, por tanto, también sobre el futuro.
Debemos y podemos influir en todo aquello de lo que somos capaces y responsables.
¿En qué podemos influir en el futuro? Creo que en muchísimo. Y esto no es predecir, ni predestinar: es deducir, utilizar la lógica.
El poder de la mayoría define el presente y condiciona el futuro.
¿Hay un alto porcentaje de pasotas e individualistas? Si es así –como creo que lo es– el presente es espantoso. Y el futuro será peor.
Deduzco cómo será el futuro, no lo adivino. ¿Cómo vivimos el presente?
Insisto. ¿Qué porcentaje del pueblo es pasota, individualista, egoísta, maleducado…? Sabiendo este dato, se sabe cuál es el presente y se puede intuir cuál será el futuro inmediato. Si no cambia la actitud y el comportamiento de la mayoría, que es la que dirige e impone el presente y el futuro, ¿qué vida estamos viviendo? ¿qué vida nos espera?
Usted, el vecino, el amigo, yo... conformamos el presente y decidimos el futuro: ambos, presente y futuro, dependen de nuestro comportamiento.
Por favor ¿qué cree Usted? Ayúdenme. Necesito opiniones.
Me educaron para servir a los demás, y lo único que me hace feliz es el servicio.
Para mí todo tiene un solo cimiento: amar a Padre Dios sobre todas las cosas y a Ustedes como a mí mismo.
Este Mandamiento y su vivencia es el que me hace vivir el presente y deducir el bien -o el mal, Dios no lo quiera- que dominará el futuro.
La consecuencia de la vivencia de ese Mandamiento es la“necesaria honesta participación de la mayoría, para un feliz y libre presente, que tenga continuidad en el futuro”.
Así es como creo que puedo “adivinar" el futuro.

No hay comentarios: