sábado, 3 de enero de 2015

La Medicina también es Solidaridad

Por J. Luciano Santana Cabrera
medicinavidaysalud.blogspot.com.es
En estos días que no paramos de desear felicidad a nuestros amigos y vecinos, donde todos estamos irradiando felicidad por los cuatro costados, o eso al menos intentamos aparentar, ya nos hemos olvidado de aquél mal que nos estaba acechando y que se nos venía encima como la gran plaga del siglo XXI, el Ëbola. Gracias a Dios y al sistema sanitario del que disponemos estamos, por ahora, libres de la enfermedad pero a la sociedad y a los medios de comunicación parece como que ese problema que sigue existiendo ya no es tan importante, YA NO VENDE.

Desde aquí quiero haceros caer en la cuenta que no olvidemos a estos pobres, chicos y grandes, que siguen muriendo día a día, minuto a minuto, muy cerca nuestra, un poquito más allá de donde vivimos, que durante estas fechas pensemos aunque sea un momento en estas personas que lo están pasando mal, que han perdido a padres hijos o hermanos.

También me gustaría que pensáramos un momento en todos esos profesionales como la copa de un pino, SOLIDARIOS y VOLUNTARIOS, que exponen su vida por ayudar a los demás, como son los profesionales sanitarios de Cruz Roja o Médicos sin Fronteras, que muchas veces con apenas sin medios, intentan ayudar a todas estas personas con mucha valentía. Les invito a leer un testimonio conmovedor de una cooperante titulado "Lo más parecido al inferno" y publicado en El Mundo, que quizás, no seguro, explique mejor todo esto que quiero transmitirles en el día de hoy.

Les deseo que este año nuevo que comienza nos propongamos ser un poquito más solidarios con los que nos rodean, cerca o lejos, ya que todos podemos ser o estar en situaciones similares en cualquier momento y construyendo un mundo solidario es la única forma de asegurarnos un mundo más FELIZ.

No hay comentarios: