miércoles, 21 de enero de 2015

El parque para perros de Tamaraceite estará terminado a finales de febrero

C7. El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ampliará las zonas de ocio y esparcimiento del barrio de Tamaraceite con la continuación de las obras de construcción del parque Isabel Macario Brito, junto al complejo deportivo de la la zona, que contendrá una de los áreas para perros más grandes del municipio.
Las obras de construcción de este parque quedaron paralizadas por el incumplimiento del plazo de ejecución de la anterior empresa adjudicataria. Tras la rescisión del contrato, las actuaciones están siendo llevadas a cabo por la empresa Hermanos García Álamo, por un importe de 148.180 euros.
El nuevo parque, cuyo plazo de ejecución finaliza a finales de febrero, está situado frente a la Piscina de Tamaraceite, en la calle Juan Pulido Rodríguez, y tiene una superficie de 13.661 metros cuadrados, que incluirá un parque para perros de 1.432 metros cuadrados. El proyecto incluye tres áreas diferenciadas, un espacio infantil, una zona de estancia y un parque para perros que se constituye como una de las áreas para mascotas más grande del municipio.
En este espacio se dispondrá de una superficie vallada de 1.300 metros cuadrados acondicionados con una zona de juegos, un circuito con obstáculos para la educación, ejercitación, diversión, adiestramiento de perros y una zona pipican para que los animales puedan hacer sus necesidades, además de bancos para los propietarios de los canes. Asimismo, esta área estará cerrada y delimitada por un vallado perimetral de seguridad y en su interior se instalarán papeleras especiales para las deposiciones de los animales, así como una fuente con conexión al agua de abasto.
Por su parte, el área infantil contará con un columpio, un tobogán y dos resortes en donde los menores podrán jugar, además, se prevé la instalación de un banco continuo, bajo sombra, para los padres.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

que graciosos ponen el pipican lo mas lejo de donde esta el verdadero nucleo urbano de la zona,porque no hacen simplemente una zona verde y el pipican lo traslada a un lateral del parque la mayordomia asi estara mas lejos de los edificios,como estan en todos los grandes parques de las palmas.

Anónimo dijo...

Tranquilo, por mi experiencia te puedo asegurar que raramente los perros hacen pis y caca en el pipican. Lo harán en la extensión del parque de perros cuando los dueños lo suelten allí. También le puedo decir que lo normal y más habitual es que los perros lleguen al parque cagados y meados.

Anónimo dijo...

no veo ningun tipo de problema que hagan un parque alli para perros vamos ni que molesten a nadie , si ablamos por olor por las casas que estan alli que les llegue el olor pues no creo teniendo una limpieza digna , a todas estas siempre los animales son los que molestan en cualquier sitio donde lo abran , la cuestion es quejarse por todo , mi me queda lejos ese parque pero al menos lo han hecho ya es para aplaudirles algo es algo , mejor quejarnos de otras cosas mas importantes que tiene el distrito 8 ejemplo farolas para llegar a tenoya a los giles , limpieza de las calles que tiene tamaraceite callejones que no se limpian por los barrenderos , una chica limpiando las plantas que nacen en la acera y bordillos y esperando que venga el barrendero estoy ahi cosas mas importantes en las que quejarse y recrear mensajes en mi opinion

Anónimo dijo...

No hay ningún problema en que se hagan las cosas, el problema es como se hacen. Soy un vecino de la zona, en este parque se supone que habría una zona especial para perros, cosa que me parece bien, pero también habría otra zona infantil, pues resulta que han puesto 3 remos con muy poco gusto en una zona minúscula acotada encima por una valla horrible y lo peor del tema, es que además dentro de esa zona han puesto un banco donde caben 30 o 40 personas sentadas, algo evidentemente inútil. Todo esto existiendo espacio suficiente en la zona central del parque, donde unicamente han dejado otra zona con tierra y unos pocos bancos. Los bordes de los supuestos paterres, son una serie de rocas mal puestas que servirán como criaderos de cucas. Considero que antes de terminar a toda prisa, por el simple hecho de que se acercan las elecciones, reconsideren la posibilidad de ampliar la zona infantil del parque y añadir algunos otros servicios, similares a los que se ofrecen en el parque de la mayordomía o en el de 7 Palmas(Juan Pablo II), aparatos biosaludables para hacer deporte, una fuente, zona para correr bordeando el parque, cafetería...etc.
Un proyecto que cuesta 148.000€. En definitiva hay espacio suficiente para que el parque no sea solo un parque para perros, también debe ser para las personas que viven en la zona.