domingo, 10 de mayo de 2015

Línea 47

Por Pedro Domínguez
Simeón llegó asfixiado a la parada del Centro Comercial Tamarana. Un muchachillo que estaba oyendo música con su móvil se quitó un auricular e imaginando lo que le iba a preguntar el viejo, le dijo:

-¿ La 47?.

- ¡ Si ¡ - dijo Simeón con mirada anhelante y facciones desencajadas.

- Acaba de pasar -le dijo indolente y casi con desprecio; se puso el auricular y siguió oyendo música.

Domitila llegó balanceándose, aunque más se movía su bolso negro que llevaba en la mano, del mismo color que el riguroso luto de sus ropas que le había impuesto la tradición. Contrastaba el carmín de sus labios, que parecían que se habían pintado a brocha con mano temblorosa . El sudor transparentaba en el maquillaje los surcos de la cara.

Era sábado e iban al puerto a encontrarse con su hijo y su nuera que venían de Tenerife. La guagua de las 18:25 se les había escapado; la otra pasaba a las 19:05.Uno que acababa de llegar hizo el comentario de que había que estar 40 minutos esperando y que después haría un recorrido de una hora para llegar al Puerto. Ellos estaban sobrados de tiempo. El barco acababa de salir de Tenerife, por lo que Domitila ,que tenia dominado a su marido, le mandó a tranquilizarse alegando que no había prisa y que allí estaban bien sentados.

Simeón, por las urgencias y gritos de su mujer, no había hecho pis como siempre acostumbraba antes de salir y estaba ya sintiendo la necesidad de orinar. Pensó que cuarenta minutos de espera y una hora en viaje, no iba a aguantar. Ya en ruta, cuando salían de Las Majadillas, Simeón, que no quería decir a su mujer de la necesidad que tenía porque ésta le achacaba siempre que lo hacia adrede, que cuando salía con ella le amargaba los paseos… 

-Podemos bajarnos en Las Arenas y allí tomar café –le comentó.

-¡ No! –dijo ella- Los fines de semana las guaguas pasan cada hora y entonces sí que llegamos tarde.

Simeón pensó con enfado que llega antes un barco de Tenerife a Gran Canaria que lo que tarda la 47 en hacer su recorrido. Otras veces, su hijo venía por Agaete y cogían la 91: mejor servicio y mas rápido sin tantas pasadas por el mismo sitio. En la estación de San Telmo bebían café e iban al servicio y la guagua del norte que les transportaba se detenía unos minutos en Galdar para que los viajeros hicieran sus necesidades. 

-¡ Y esto qué es ¡-se le escapó a Simeón cuando el vehículo enfiló como para el norte sobrepasando el Auditorio Alfredo Kraus.

- A los políticos deberían montarlos en esta guagua, sobre todo en los fines de semana, pero como ellos tienen coche… -algún improperio más dijo un pasajero como contestando a la exclamación de Simeón, que ya estaba a punto de mearse.

Se lo dijo a su mujer como para prepararla por la mojada de pantalones que creía inminente, a lo que ella le pidió que aguantara, que ya iban a llegar.

Cuando la guagua paró en las inmediaciones del muelle, Simeón salió como un loco, como si llevase un explosivo en el cuerpo. Hubo un pequeño relajamiento de su contención al saberse en la meta, detrás de una furgoneta, lo que hizo que antes de terminar de desabotonarse la bragueta, estuviera todo meado.

Ellos llegaron a la par que atracaba el barco. Simeón, a pesar del frio, con el pulóver en la mano tenía que taparse la entrepierna; le esperaba el ir a comer algo por ahí como siempre hacían y aguantar los reproche de Domitila.

Mientras cenaban se les acercó un lotero ofreciéndoles la suerte, les dijo terminaciones para que picaran; Simeón le espetó aún de mal humor, deme uno cualquiera que no tenga el 47.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Un relato muy simpático y bien hilvanado. Es bueno de vez en cuando leer cosas que nos pongan una sonrisa en la cara. Me ha gustado mucho, Pedro.
J.J. Mujica

Enrique dijo...

MUY BIEN DICHO AMIGO PEDRO. LOS BARRIOS DE LA MAL LLAMADA PERIFERIA DE ESTA CIUDAD, TIENEN UNA ASIGNATURA PENDIENTE POR PARTE DEL AYUNTAMIENTO QUE ES EL TRANSPORTE PÚBLICO. UN TRANSPORTE PÚBLICO; BARATO; ÁGIL Y DE CALIDAD. COSA QUE NO SE DA HOY DÍA EN NUESTRO QUERIDO Y OLVIDADO DISTRITO DE TAMARACEITE-SAN LORENZO-TENOYA. POR ESO TE INVITO A QUE APOYES LA CANDIDATURA DE CARMELO AFONSO AL AYUNTAMIENTO DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, VECINO DE TAMARACEITE Y MUY BUEN CONOCEDOR DE LA PROBLEMÁTICA DE NUESTRO DISTRITO.FELICIDADES AMIGO PEDRO POR ESTA PUBLICACIÓN Y A SEGUIR CREANDO OPINIÓN Y CONCIENCIA SOCIAL.

Pedro Domínguez Herrera dijo...

Muchas gracias Mujica; muchas gracias Enrique. Pero a la gente que de verdad les afecta las que no tienen coche y se tienen que desplazar al puerto en estas circunstancias los que tienen sus trabajos por esa zona verdaderos martires de esta linea no dicen nada ni siquiera pulsan con el ratón un deacuerdo. Un servicio público puntero como es Guaguas Municipales que esta en los mejores servicios publicos de transporte urbano del País no se puede permitir que una de sus líneas, como esta, funcione tan mal.Cuando salió en esta misma pagina la necesidad de crear la línea 47 exprés nadie apoyó la idea ninguno de nuestros lectores que de seguro que tienen algún familir usuario de este servicio y persona mayores como los de este relato que lo sufren... Haciendo un recorrido alternativo, se ahorraría mucho por parte de la empresa y tiempo del ciudadano... !Gracias¡

Sergio Naranjo dijo...

Como relato, fantástico, Perico.
Y cuanto a la idea de la 47, bastaría con volver a aquel recorrido que tuvo la guagua cuando llegó a Tamaraceite en el 82 y entonces era la 42.

Inma Flores dijo...

Un barrio lleno de anécdotas Pedro, fantástico que las compartas. Un abrazo.

Pedro Domínguez Herrera dijo...

Muchas gracias Inma; Muchas gracias Sergio. La felicitación de personas tan bien estimadas por mí hacen que me sienta agradecido y gratificado en mayor valor que lo que este texto conlleva.