viernes, 21 de octubre de 2016

Temas más ecuménicos

Por Luis C. García Correa
Mi hija, con la honestidad y sabiduría que la caracterizan, me dijo que debía escribir más “ecuménicamente". Voy a intentarlo.
Intentaré hacerlo porque lo único que pretendo con mis escritos es ayudar. Me gustaría que fuesen leídos por muchas personas y que todas participaran, haciendo sus aportaciones y comentarios.


                   “TEMAS MÁS ECUMÉNICOS"

¿Hay algo más “ecuménico” en el mundo que el amor, la solidaridad, la participación, la felicidad y la libertad?
El amor son los hechos y los sentimientos que más unen al ser humano.
El amor eleva las sensaciones y los deseos, y sublima el cariño.
La solidaridad es el comportamiento que nace del amor, y se desarrolla al compartir la solidaridad con los demás.
La participación es la consecuencia de la solidaridad y del amor.
La felicidad es el estado ideal al que todos aspiramos. Lo alcanzamos cuando, siendo solidarios, amamos con pasión a los demás.
¿Qué es libertad? El mayor privilegio de la humanidad: la facultad que nos permite elegir entre el bien y el mal.
Necesitamos la libertad para amar plenamente, para ser solidarios, participar honestamente y para alcanzar la plena felicidad.
¡El mundo! ¡Un mundo mejor! Todos estamos llamados a gozar de un mundo mejor. Todos tenemos la obligación de contribuir y ayudar a conseguirlo. Necesitamos amarnos con pasión. Y necesitamos ser solidarios con nuestra honesta participación - somos felices porque la compartimos - siendo auténticamente libres.
¿A qué esperamos para convertir este mundo en un mundo mejor? La obligación, la responsabilidad son nuestras y están en nuestras manos. Si nos decidimos, convertiremos el mundo en un mundo de amor, de solidaridad, de honesta participación, de plena felicidad y de plena libertad.
No cejo en el intento, hasta que mis posibilidades me lo permitan.
Espero la muerte con ilusión y esperanza y eso me llena de felicidad y me da una gran libertad,   sobre todo porque me siento apoyado por el cariño de los amigos, vecinos y otros del resto del mundo, al que tenemos que proteger.
¿Feliz y libre de esperar la muerte? Si, porque creo que después de la muerte encontraré la verdad.
No sé si estos últimos párrafos son muy “ecuménicos”. Lo único que se es que son mi verdad, y que la que quiero compartir por honestidad, amor, solidaridad, participación, y por desearles la plena felicidad. Esto es lo que para mí significa la honestidad y el “ecumenismo".
Amando en libertad, siendo solidario, participa honestamente, y compartir la felicidad y la libertad me hace sentir, esperar  y creer que contribuyo a un mundo mejor y de la forma más ecuménica posible.


Por “ecumenismo” entiendo ayudar y repartir el bien sin mirara a quien.

No hay comentarios: