jueves, 11 de mayo de 2017

Más de 100 eucaliptos menos en la GC-21 (Tamaraceite-Teror)

C7. Con un presupuesto de 6,4 millones de euros y un plazo de ejecución de 12 meses, la rehabilitación de la GC-21 proyectada entre los puntos kilométricos 1+100 y 8+900, de la glorieta de Ciudad del Campo al viaducto de Teror, talará más de 100 eucaliptos de los 600 que crecen a su lado para ensanchar una calzada que en la mayoría de su recorrido carece de separación de los dos sentidos de circulación, dada su estrechez.
La declaración básica de impacto ecológico que el Cabildo ha incorporado al proyecto aprobado en 2014, que proponía la tala de 150 árboles, introduce varios cambios para reducir la afección y salvar decenas de árboles centenarios de alto porte que le dan sombra a la vía, entre ellos 15 eucaliptos entre el citado viaducto y el casco de Teror donde iban a hacerse apartaderos.
El consejero de Obras Públicas, Ángel Víctor Torres, adelanta que para compensar los que se talan, el proyecto incluye una reforestación de 210 árboles y arbustos, endémicos y de fuera, en el entorno de la GC-21, la poda de 10 palmeras y 50 eucaliptos y el trasplante de 10 palmeras. El coste de tales trabajos se estima en 201.000 euros.
Torres destaca que la mayoría de los eucaliptos que se cortarán miden menos de 75 centímetros de altura o tienen justo detrás otros ejemplares que se conservarán. Además, la reforestación prevista será controlada tras la plantación para asegurar que los árboles y arbustos arraiguen y crezcan.
Las medidas compensatorias han sido propuestas por un ingeniero de montes de la Consejería de Medio Ambiente y negociadas con la Asociación para la Defensa del Árbol y del Paisaje de Gran Canaria (Adapa).
Con tales medidas, subraya el consejero de Obras Públicas, el impacto del proyecto se considera «poco significativo» y la afección al entorno «baja».
El proyecto saldrá a licitación durante el próximo verano con la intención de que las obras se ejecuten a lo largo de 2018.

No hay comentarios: