martes, 25 de julio de 2017

Las federaciones vecinales piden más dinero al presupuesto participativo

C7. El presidente de Las Medianías, Miguel Almeida, considera que los 305.471,21 euros que se destinan a Tamaraceite-San Lorenzo-Tenoya, donde está implantada la federación a la que representa, es insuficiente para las necesidades del distrito. «No vemos que se valoren las carencias de infraestructuras que tenemos», señaló. También discrepa del hecho de que las propuestas individuales tengan el mismo peso que las que hagan colectivos. «Es un paso positivo pero me parece arriesgado que un proyecto prioritario para la ciudadanía pueda quedarse relegado ante una obra de interés particular que un solo individuo pueda reforzar con muchos votos», advirtió.

Por último, Almeida propone que los ciudadanos solo puedan votar a obras de sus distritos y no a los de otras zonas.

Por su parte, el presidente de honor de la federación El Real de Las Palmas, José Miguel Jiménez, valoró el hecho de que se destine 1,5 millones de euros porque «el dinero público hay que contemplarlo con respeto, pero es más que insuficiente».

En su opinión, la distribución en partes iguales y con criterios de población y superficie no son «solidarios ni responden a la problemática social». Propone atender mejor a otras circunstancias como el paro, la lejanía de los centros de interés o el estado de las infraestructuras. «Si no, aumentan las desigualdades y los desequilibrios y lo que debemos hacer es trabajar por tener una ciudad sostenible, solidaria y participativa, de iguales para iguales», sentenció.

Para el presidente del Movimiento Vecinal Canario (Movecan), Óscar Roque, la propuesta de poner en marcha unos presupuestos participativos por parte del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria es algo positivo, ya que es algo que jamás se había planteado.

«Otra cosa es el dinero que se reparte a los distritos, que no son más que el muro de las lamentaciones de las asociaciones de vecinos porque ese presupuesto no permitirá resolver la problemática de los barrios», aseguró el representante vecinal.

«¿Cómo es posible que para los barrios se destine 1,5 millones y para los carriles bici se reserven tres millones de euros?», se preguntó Roque, «este Ayuntamiento parece que se preocupa más de las bicicletas que de los problemas de los barrios».

Para él, habría que reforzar el papel ejecutivo de las juntas de distrito y lograr una mayor implicación de los concejales de área con la realidad vecinal.

No hay comentarios: