viernes, 28 de julio de 2017

San Lorenzo se queda... ¿o no?

C7San Lorenzo no se separa. Así lo creen al menos en el Ayuntamiento capitalino y en el Cabildo grancanario, donde no contemplan que la revisión de la anexión dictada por sentencia tenga alcance real. Para la asociación de la memoria histórica, en cambio, la lectura es diferente: «Queremos verdad, justicia y reparación».

«No nos planteamos una escisión del municipio y no va a ocurrir». El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, confía en que la revisión del acuerdo por el que la ciudad se anexionó el municipio de San Lorenzo, que debe hacer el Cabildo por orden judicial, no entre en el fondo del asunto. Lo mismo opina el presidente del Cabildo, Antonio Morales, quien este jueves aseguró que «no creo que tenga ningún alcance real que pueda variar la situación que tiene la ciudad, pero vamos a ver cuál es la decisión de los servicios jurídicos de esta casa».

Sin embargo, los integrantes de la asociación por la recuperación de la memoria histórica y del municipio de San Lorenzo no se conforman con simples palabras. Su presidente, Pepe Esteban, explicó que «solo queremos verdad, justicia y reparación». Respecto al alcance de la reparación histórica, aseveró que «ahora le corresponde al Cabildo decir si el acto fue legal o no», si bien no renuncian a nada. «Si se es demócrata, se es para todo», resumió Esteban.

Desde el PP en el Cabildo se fue un poco más allá. «Creemos que a la historia no se le puede dar marcha atrás; a Las Palmas de Gran Canaria hay que quererla como es y dividirla no solo perjudicaría a sus vecinos, sino que debilitaría a toda Gran Canaria», afirmó su portavoz, Felipe Afonso. Y aunque respeta a la plataforma que impulsó esta iniciativa, tiene claro que el 99% de los ciudadanos quieren seguir perteneciendo a la ciudad.

El edil de Urbanismo, Javier Doreste, cree que no se puede «dar marcha atrás» pero insiste en la necesidad de reconocer a las «víctimas de la represión franquista».

Por su parte, la edil del distrito, Mercedes Sanz, apuntó que «habrá que esperar a lo que diga el Cabildo». Desde su punto de vista, «será un proceso largo porque volver a desanexionar» San Lorenzo «es un poco complicado», ya que «hay que revisar calles, códigos postales... a nivel administrativo será complicado».

2 comentarios:

Victor Androano dijo...

Escindir San Lorenzo de LPGC sería un disparate básicamente por dos aspectos: El primero es que la tendencia en la actualidad debería ser buscar mancomunar prestación de servicios en la búsqueda de mayor eficiencia y que viene facilitado por el crecimiento urbanístico que genera "compactación" y el impulso definitivo de las nuevas tecnologías. En segundo lugar y no menos importante, nos debilitaría frente al siempre insaciable y mezquino vecino de la otra isla que siempre va a salir favorecido de nuestros conflictos y divisiones.

Lo más importante, que fue las vidas humanas que se perdieron y otras tantas que quedaron truncadas por derivación, es lo que desgraciadamente no se puede reparar.

Esta reivindicación es, en mi humilde opinión, un sinsentido que de cara al futuro puede generar más problemas de los que podría resolver. No hay decreto ni resolución que pueda cambiar el pasado. Miremos al futuro y centremonos en los problemas de hoy, que no son pocos.

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo con el comentario de Victor.