martes, 11 de septiembre de 2018

¡De pena!





















Los usuarios y vecinos del Camino Viejo ven como día tras día sus laderas, acequias y el propio camino se convierte en escombrera porque desaprensivos tiran escombros sin escrúpulo alguno. Una pena que no sean pillados por otros ciudadanos o por las autoridades para que las paguen con todas las de la ley. Y mientras nuestro paisaje yace herido.

No hay comentarios: