jueves, 26 de diciembre de 2013

Carta de Israel Tejera Falcón

Por Israel Tejera Falcón
"Hace ya muchos años, a mediados del siglo pasado, allá por el mes de Octubre de 1959, sobre las 11:30 de la mañana, los vecinos de Tamaraceite se hallaban entretenidos en sus quehaceres y faenas diversas cuando de improviso, la luz del Sol comenzó a hacerse más y más tenue para sorpresa de todos, el fenómeno iba a más lo cuál generó una alarma social, un objeto en el cielo estaba ocultando el sol deforma lenta pero firme y determinante, nadie sabía que pasaba y el fenómeno amenazaba con dejarlo todo "a oscuras" y.. quien sabe si de forma irreversible; finalmente el apagón fue total... haciéndose completamente de noche a las 11:45, este fenómeno duró 3 minutos y fue un hecho que los más veteranos del lugar, sin duda, deben recordar, transcurridos esos 3 minutos, el "objeto" que había ocultado al Sol, comenzó a retirarse y poco a poco el Sol volvió a reaparecer de nuevo para alegría de los habitantes de la comarca. 
Posteriormente se supo lo que había pasado, una de las muchas casualidades celestes que nos brinda la naturaleza, (siempre y cuando se sepa de antemano, claro) un eclipse de Sol total, donde la luna oculta al astro rey, uno de los más largos de la historia, el cual no se anunció como debiera, pillando a muchos por sorpresa. 
Hace relativamente poco, el 3 de noviembre del presente año, de nuevo un eclipse, en esta ocasión parcial en un 31%, esta vez ya se sabía de antemano lo que iba a suceder, transcurriendo de una manera más agradable, tan agradable que este eclipse ha propiciado mi vuelta a Tamaraceite para, de nuevo, ofrecer una serie de charlas y presentaciones relacionadas con la Astronomía... O eso pensaba yo..
El día previsto y a la hora pactada, asistí, portátil en mano a la casa de la cultura de Tamaraceite y, nada más entrar, me encontré con que esa tarde se había organizado algo bien diferente.
Habían preparado un homenaje por los méritos que he podido realizar hasta la fecha en el campo de la Astronomía, méritos que llevan la marca Tamaraceite, y que me han abierto muchas puertas de cara a divulgar Astronomía en la isla. El homenaje fue muy intenso en cuanto a contenido, emotivo en cuanto a sentimiento y sencillo y cercano, como es y ha sido siempre la gente de Tamaraceite con los suyos, siendo al mismo tiempo un acto institucional, resultando todo en una sorpresa con mayúsculas, donde aprecié que todos se habían volcado aportando su granito de arena, allí estaban doña Carmen Guerra, Alberto Pérez, Pepe Cabrera, Guillermo, Pino, etc... ademas de Esteban Santana Cabrera quien tuvo el rol de conductor del acto, desempeñando una puesta en escena que ponía los pelos de punta en cuanto a contenido y a representación.
Tino Torón también merece toda mi admiración, aportó una escultura en madera con un claro mensaje y simbolismo, poniendo de relieve lo bien que ha sabido plasmar un evento astronómico en una escultura (lunación) y, por supuesto, su muy buen hacer como artista. 
Que un pueblo reconozca la labor de uno de sus miembros es algo que no tiene nombre, esto no hace más que aportarme un plus motivación de cara seguir realizando descubrimientos y luego poder dedicarlos a Tamaraceite.
No he sido el único homenajeado y a buen seguro tampoco el último, simplemente uno más que se lleva una grato recuerdo del acto, no en vano, así de sencilla es la gente de Tamaraceite, pueblo luchador donde los haya y que se desvive por los suyos y que no se merece el "sanbenito" que le han entorchado a lo largo de los años.. Tenemos muchas cosas buenas y valga el hecho de los innumerables artistas y personas ilustres que han visto la luz en nuestro pueblo.
Por mi parte estoy dispuesto a crear una vinculación con Tamaraceite, vía concejalía, asociaciones de vecinos, etc.... de cara a divulgar Astronomía en la zona, en forma de jornadas, cursos, salidas y caminatas astronómicas, etc.. además de deleitarles con una observación de Persidas en un momento del año tan nuestro, durante la festividad de San Lorenzo... Todo sea por mi pueblo"

5 comentarios:

Sergio Naranjo dijo...

Y ya que estamos haciendo inventario de eclipses, yo me acuerdo que era chico, allá por los primeros setenta, y se oscureció el sol de tal modo, que hasta las gallinas de mi padre se echaron.
Estaba jugando a la pelota con Félix, y éste salió por patas para la casa.
Posteriormente vi otro similar, pero ya por la segunda parte de aquellos años.
¿Me podrías datar aquel primer eclipse?
(Los mayores aún lo llaman "Clíh", siempre me ha hecho gracia esa palabra)
Y feliz año nuevo...

OBSERVATORIO ASTRONOMICO URBANO VECINDARIO dijo...

Se produjo el 30/6/1973 a las 10:44 horas y a pesar de que no fue total como el de 1959, la luna ocultó un 72,5% de la superficie del sol, por lo que la reducción de luz solar debió ser notoria.
Otros eclipses parciales similares se produjeron en 1912, 1929, 1951, superiores al 80% de ocultación.
Antes del Eclipse total de 1959, pudo observarse otro total en 1706 y otro Anular en 1764.... es decir que el de 1959 sucedió 2 siglos más tarde...
El próximo total que podremos disfrutar desde aquí será el 31 de julio del 2353 a las 9:44 de la mañana...
Mienras tanto en 2015 y 2026 tendremos eclipses parciales algo mejores que este último...

Israel Tejera Falcón
www.Astrovecindario.es

Sergio Naranjo dijo...

¡Vaya! Así que en aquel año loco del 73 en el que ocurrieron tantas cosas...
Entre ellas, que me trasladaron de escuela y fui a parar al Adán del Castillo.
¡Muchas gracias, Israel!

Anónimo dijo...

Felicidades Israel por tu trayectoria, se que te esperan muchisimos exitos, el que no te olvides de tu pueblo dice mucho de ti como persona, ya podrian aprender muchos de tu humildad y sencillez, ojala algun dia tengamos que coger un telescopio para poder verte en lo mas alto de la astronomia, de tanto mirarlas ya has conseguido ser una de ellas, para nosotros ya eres una estrella, te deseo lo mejor.

Anónimo dijo...

Gracias por tus palabras, que menos que acordarme de mi pueblo!

Israel Tejera Falcón