lunes, 8 de febrero de 2016

Derecho Natural

Por Luis C. García Correa
El derecho natural es el derecho fundado en la naturaleza humana y que, por tanto, está determinado por ésta.
El derecho natural exige el respeto a la dignidad que tiene cualquier persona humana. Es un derecho irrenunciable.
Un ejemplo: su derecho a un salario justo para su mantenimiento y para el mantenimiento de su familia.
Las obligaciones de derecho natural son numerosas: ser considerado y respetado; hacer el trabajo bien hecho; el crecimiento económico basado en el servicio al ser humano y no solo al capital o al poder...
¡La falta a las obligaciones de derecho natural atenta a la justicia personal y social!
El derecho natural no niega la legítima autonomía del orden temporal, que debe estudiar las causas de los problemas económicos, sociales, políticos…
Aún estamos en el camino y no hemos llegado a una sociedad mayoritariamente justa que considere y respete a la dignidad de la persona en la libertad.
Todos, sin distinción, estamos obligados a reconocer y respetar al ser humano, por derecho natural... y sobrenatural. Así lo creo.
Por derecho natural, tenemos la obligación de preocuparnos de las necesidades de los demás. Máxime ahora con la globalización del bien o del mal.
El derecho natural exige el máximo respeto a toda persona, también a los ya concebidos.
El derecho natural nos obliga a ser buenos empresarios, buenos trabajadores, buenos vecinos, buenos amigos, buenas personas.
Un gran ejemplo del respeto y consideración del derecho natural es el respeto con quienes discrepamos, honestamente: ¡No murmurar!
El derecho natural es el respeto natural.

No hay comentarios: