jueves, 28 de abril de 2016

El tripartito ordena de nuevo a Emalsa que arranque la planta de Tamaraceite

LPDLP. El gobierno tripartito ha ordenado por segunda vez a Emalsa que ponga en funcionamiento de inmediato la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Tamaraceite. El concejal de Aguas Roberto Santana rechazó el pasado jueves, a través de una resolución, el recurso de la compañía mixta contra la primera orden que le dio en febrero pasado para que arrancara la central. Emalsa se niega en redondo a hacerse cargo de la central, hasta que el Ayuntamiento le aumente la financiación del contrato de depuración, al considerar que la nueva planta conlleva la "generación de gastos adicionales", lo que supone un impacto económico sobre la estructura de gasto, que la compañía no está dispuesta asumir.
La empresa, cuyo 66% está en manos privados y el 34% pertenece al Ayuntamiento, advierte también de las anomalías e incidencias detectadas en los informes de diagnosis y de la falta de autorización del Gobierno canario para realizar vertidos de aguas residuales al barranco y por el emisario.
Mientras Emalsa y el Ayuntamiento se enzarzan en esta disputa, la depuradora de Tamaraceite lleva casi un año parada, al menos desde que el Gobierno canario, que adjudicó la actuación en 2010, recibió las obras el pasado mes de julio. Las obras están terminadas desde hace mucho más tiempo.
El concejal Santana advierte a Emalsa que la entrega de las instalaciones efectuada el pasado 18 de febrero se ajusta a "derecho", por lo que la empresa debe proceder a la "inmediata puesta en funcionamiento, explotación y mantenimiento en los términos en que se fija en los puntos segundo, tercero y cuarto" de la primera resolución. Es decir, debe arrancar todas las instalaciones de manera urgente y elaborar y remitir en quince días un primer informe de "diagnosis previa", en el que se incluyan las "posibles anomalías" que se "detectaren en la fase de puesta en marcha. Además, Emalsa tiene que hacer en dos meses un informe de "diagnosis final, que ha de contemplar cualquier anomalía, problema de diseño o proyecto, vicio o defecto oculto", para su envío a la Viceconsejería de Pesca y Aguas antes de que expire el plazo de garantía.
Durante la visita que realizaron el Ayuntamiento, Emalsa y la constructora el pasado mes de noviembre a las plantas de Tamaraceite y Tenoya se detectaron más de treinta deficiencias, a las que no se hace ninguna mención en el acta de recepción de las instalaciones, el pasado enero, por parte del Ayuntamiento.
Autorizaciones
También insta el Ayuntamiento a Emalsa para que gestione la contratación del suministro eléctrico y pida las correspondientes autorizaciones de vertidos y "cuantas otras sean necesarias".
La concejala de Parques y Jardines, Inmaculada Medina, aseguró ayer que el Gobierno canario "ha retenido a la UTE que construyó las instalaciones una cantidad", cuya cuantía no reveló, "para que cubra los gastos que se produzcan en la puesta en marcha" de la depuradora para corregir las deficiencias. "De ahí, la importancia de recepcionar cuanto antes la obra y ponerla en marcha, porque la garantía vence el próximo 26 de julio", resaltó Medina, quien añadió que Emalsa tiene "la encomienda del gobierno municipal para poner en marcha las instalaciones y subsanar los errores".
Medina restó importancia a la negativa de los responsables de Emalsa a recibir y arrancar la planta. "Hemos desestimado ese recurso y le hemos dicho que la ponga en marcha" cuanto antes, explicó la edil, que restó importancia al enfrentamiento que existe por este asunto entre el Ayuntamiento y Emalsa. "La diferencia que existe con el mandato anterior es que el enfrentamiento que había impedía resolver los problemas y ahora podemos tener diferencias que se están resolviendo desde el diálogo", aseguró.

No hay comentarios: