miércoles, 17 de abril de 2013

Un médico y un celador denuncian a una familia de Tamaraceite por agresión


Cinco miembros de una misma familia -el padre, la madre y dos tías de un paciente- fueron denunciados por una agresión a un médico y a un celador en el centro de salud de Tamaraceite, en Las Palmas de Gran Canaria. Entre los autores de los puñetazos, de las patadas y de las amenazas de muerte está también el propio paciente, de 22 años, que presuntamente se había autolesionado para retrasar su ingreso en la prisión por otra causa judicial que tenía que empezar a cumplir dos horas más tarde.
Según los denunciantes, los hechos ocurrieron en torno a las seis de la tarde del pasado lunes, cuando atendían al paciente, que al parecer sufría una intoxicación etílica y que se había realizado varios cortes en un antebrazo.
El paciente estaba recuperándose tumbado en una camilla cuando comenzó a insultar y a amenazar a una enfermera, relató el médico, el cual se acercó al joven con el fin de tranquilizarlo y para que colaborase con el personal. Sin embargo, el paciente le propinó un puñetazo en la cara. En ese momento, también estaba presente la madre del joven, la cual arañó y propinó golpes por todo el cuerpo al facultativo, al tiempo que le decía: "Te vamos a matar. Cuando salgas, te rajamos".
El celador se interpuso también para acabar con la agresión, pero recibió golpes.
Al oír el ruido, se acercaron el padre y dos tías del joven, que la emprendieron a puñetazos al médico, y luego patadas cuando éste estaba en el suelo, mientras amenazaban "te voy a matar", como indicó uno de agredidos.
Agentes de la Policía Local se desplazaron al centro de salud para poner fin a la agresión.
Las dos víctimas de los golpes se encuentran de baja médica tras haber sufrido contusiones en la cara y en la espalda, entre otras partes, y de denunciar los hechos en la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía.
Este es un caso de los que han ocurrido en este ambulatorio de la capital grancanaria. Ya en noviembre de 2011 un joven de 22 años golpeó a un médico y un vigilante privado del centro de salud tras acudir a las instalaciones sanitarias junto a una hermana menor de edad. El presunto agresor, que tenía numerosos antecedentes, fue enviado a prisión tras prestar declaración ante el juez.

4 comentarios:

Noemí Padrón dijo...

Esta situación es intolerable, estas personas merecen respeto, consideración y poder ejercer correctamente su trabajo, no soportando situaciones como éstas, que no vienen incluidas en su sueldo y para las que no estudiaron “Faltaría más”

La sociedad debe levantarse y no tolerar estas situaciones y considerarlas “una más”…Esto tiene que hacer hervir, tiene que cabrear y dejarse de tolerar…Los agresores deben tener duras consecuencias antes unos actos totalmente fuera de lugar.

Hay que luchar para que hechos como estos no queden impunes porque ¡BASTA YA ¡ ¡BASTA YA!¡BASTA YA!...¿hasta dónde se pueden seguir tolerando hechos como estos e incluso teniendo en muchos momentos el caso de las “risitas “o “cuestionar al profesional” en cuestión? ¡¿Hasta cuándo?!...

A estos profesionales, MUCHA FUERZA, porque la van a necesitar…Aunque parezca increíble a partir de ahora verán que el mundo es una injusticia y que van a tener que luchar y mucho, van a tener que pasar malas noches, MUY malos momentos, circunstancias que nunca creyeron tener que vivir, hasta que con “suerte” consigan, simplemente algo que ya les pertenecía y que es TRABAJAR EN PAZ, PODER EJERCER CORRECTAMENTE SU TRABAJO, espero que lo consigan y no tengan que ser ustedes lo que finalmente consideren que lo mejor es salir de la situación soportando la injusticia…

¡Cuántas veces he visto que es el acosado el que tiene que irse! ¡Cuántas!¡Cuántassssss!!!!¡Qué injusticia de país!
Todo mi apoyo a estos profesionales, dejen claro que son autoridad pública, no perdonen una, sean fuertes, porque ustedes sí pierden, porque ustedes “ tienen” y entiéndase “ tienen” a toda su profundidad y ellos no pierden porque “ NO TIENEN”…

Estoy tan, tan, tan enfadada… ¡Qué injusticia tan grande!... ¿Por qué tiene que aparecer siempre Tamaraceite en la prensa por hechos tan lamentables como éstos con la buenísima gente que vive en ella?...

En verdad creo que el problema es que la gente buena es demasiado buena y tolera lo intolerable, hasta que les toca de cerca, en verdad creo que el “miedo” es una fuerza poderosa.

Perdonen si no me he mordido mucho la lengua, aunque me la estoy mordiendo bastante al escribir este comentario, pero es que me hierve la sangre ver como la gente trabajadora tiene pasar por este infierno…ME PARECE UNA TOTAL INJUSTICIA…

Un abrazo,

Saludos Esteban

Noemí Padrón

Sergio Naranjo dijo...

Después no nos gusta que se digan estas cosas, pero hay que decirlas.
No veo la posibilidad de que la gente se una para evitar estos hechos, más bien, al contrario, estoy seguro de que hay quien las ha visto con cierto dejo de simpatía.
Comparto la crítica y el horror que manifiesta Noemí, yo que en este último mes he tenido que usar y abusar de la paciencia de aquellos trabajadores, y más de quien presta habitualmente servicios de urgencia, que ha sido un trato balsámico.
¿Qué se puede hacer? Supongo que pedir más refuerzos para el pobre elemento de seguridad que se la juega en cada turno, más solo que la una.
Con mi rabia, también mi protesta.

Eva Mª dijo...

¡Así nos va! Además de que ya decir la frase cuando te preguntan de donde eres "Soy de Tamaraceite" ¡Jo! Vale más callarse porque nuevamente puedo observar que te miran como un bicho raro. Digo nuevamente, pues hubo un tiempo hace años que llegabas a un sitio y al dar tus datos cuando salía la palabra "Tamaraceite" yo creo que hasta se hacía un silencio alrededor...Parece que la cosa se había calmado algo pero ultimamente las miraditas que cruzan cuando lo dices dejan mucho que desear...Luego te preguntan: Eres de allí o....Digo: Soy de la parte antigua de Tamaraceite de toda la vida pero es que yo no tengo queja de los que han venido de fuera a vivir tampoco, nunca ha pasado al menos en mi zona ningún percance extraño... Sé que pagan justos por pecadores porque yo a veces me muevo con gente de otros lugares y es muy "fastidioso" por no decir otra cosa que la gente se mire...¡Parece que fuésemos un barrio de apestados! Y ahora con esta hermosa nota de Tamaraceite en prensa tenemos "pá rato" (Porque la gente de fuera en estos casos no ve la gente con valores que ha dado nuestro barrio (antes pueblo de Tamaraceite) a veces no "VE" lo bueno que hay aquí, solo lo malo, así que ahora "encasillados" un poco más y por un hecho de unos cuantos (irrespetuoso y detestable hacía el personal sanitario)nos lo comemos todo el barrio con papas, (ya se que son patatas) Si es que nos pasa cada cosa... Mis saludos a Noemí porque ella sabe de que habla...

Anónimo dijo...

No empecemos a confundir ni a crear alarma Social,este hecho no tiene porque identificarnos a todos los vecinos de Tamaraceite,es un hecho puntual y puede suceder y de hecho sucede en cualquier Ambulatorio de esta Ciudad,sobre todo en los instalados en Barrios,en otros sitios la gente se preocupa que se mediatice esto pero en Tamaraceite somos muy amigos de divulgar noticias que ponen en entredicho nuestra imagen,siendo grave este asunto que lo es,solo tiene que ver con la marginilidad y la Droga,y en Tamaraceite no somos todos Drogradictos ni marginales.
Que esto es un Barrio tranquilo y de buenas gentes nos lo tenemos que empezar a creer nosotros.