sábado, 6 de julio de 2013

El Ayuntamiento prevé una partida para “remozar" el Camino Viejo


Canarias7. El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, conjuntamente con el Cabildo, destinará más de diez millones de euros a obras de mejora de los accesos y espacios libres de algunos barrios de la ciudad, según ha informado este viernes el concejal de Ordenación del Territorio, Martín Muñoz.
La inversión, enmarcada en el Plan de Cooperación 2014-2015 del Ayuntamiento, se dedicará a 22 obras que se llevarán a cabo en los cinco distritos de la ciudad, "teniendo en cuenta las demandas de los ciudadanos", ha expresado el concejal en rueda de prensa.
El objetivo del plan es combinar obras de "necesidad", destinadas a cubrir las peticiones ciudadanas, con actuaciones sobre zonas que inciden económicamente en la ciudad y son "potenciales generadores de empleo", ha explicado Muñoz.
La concejala de Coordinación Territorial, Carmen Guerra, ha expresado su "satisfacción" con este plan de obras porque "todas y cada una de ellas benefician a los ciudadanos de Las Palmas".
De entre todos los proyectos, la concejala ha resaltado las obras de repavimentación que se llevarán a cabo en Tamaraceite, que ha calificado como "un proyecto de especial necesidad" que tiene como principal foco el Camino Viejo que conecta con San Lorenzo.
También ha destacado los trabajos de renovación de espacios libres que se realizarán en el barrio de Tenoya, donde la concejala ha reconocido los "graves" problemas de aparcamiento que sufren los vecinos de la zona.
 También ha matizado que se trata de un proyecto en desarrollo y que están a la espera de que el Ayuntamiento y el Cabildo aprueben los presupuestos para poder licitar las obras, que se estima que comiencen a principios de 2014.

1 comentario:

Pedro Dominguez Herrera dijo...

No seria mala idea denominarle paseo del Camino Viejo de San Lorenzo una zona peatonal que uniera San Lorenzo y Tamaraceite..Esteban Santana merecido cronista del distrito en la sombra tiene mucho que decir y hay que tenerlo en cuenta y no tenerle en cuenta valga la redundancia sus justos enfados propios de las personas que tienen norte y sufren las circunstancias de su distrito.