sábado, 20 de julio de 2013

Adiós Cristóbal, adiós

Por: Esteban Santana
Escribir algo de Cristóbal Déniz, todavía párroco de Tamaraceite hasta el mes de septiembre, en estos momentos es harto difícil para alguien que ha tenido la dicha de poder compartir con él buenos y no tan buenos momentos.

Cristóbal para Tamaraceite ha sido un miembro más de nuestro pueblo, lo conoce como el que más y no solo de sus recorridos a pie y en coche. Para mí diría que es casi como un hermano, un consejero, un amigo que ha estado para lo bueno y para lo malo, implicándose no solo en las actividades religiosas de nuestro pueblo sino en tareas sociales y culturales.

En estos cinco años ha sabido poner buenos cimientos a esta gran parroquia que con grandes e interesantes proyectos venían ejecutándose con Suso Vega y que supo asumir con humildad y personalidad. 
Cuando se llega a un pueblo como Tamaraceite a sustituir a Suso Vega el listón está muy alto. Pero Cristóbal de manera sutil ha sabido irle dando en estos años su toque especial, cargado de sabiduría y buen hacer.

Hemos tenido la dicha de tener en estos últimos casi 20 años a dos buenos pastores, padres y sobre todo amigos. El  sello de Cristóbal quedará siempre marcado en nuestra memoria y en la memoria histórica de la Parroquia no solo por haberle cambiado el color a la fachada de la Iglesia sino por  ser el párroco que celebró las bodas de platino, consolidó el proyecto de Radio Tamaraceite y gestionó de manera brillante unas Cáritas parroquiales y arciprestales que día a día se veían desbordadas.

Cristóbal, sabemos que te vas contento por el deber cumplido y que el ISTIC se lleva a un gran director con una gran formación académica y humana, pero es mi deber decirte que en Tamaraceite queda parte de tu familia, esa que Dios te hizo encontrar en tu tarea pastoral y que difícilmente olvidará tu breve estancia entre nosotros.

Gracias por todo.

3 comentarios:

Pedro Dominguez Herrera dijo...

De Dios Cristóbal, adiós. Hay personas que por su profesión cargo o circunstancia nos incitan a que les consideremos y les tengamos en cuenta y es lo que ocurre con los párrocos y cuando reúnen de verdad y con sinceridad las virtudes y bondades propias y necesarias a su magisterio hacen que nos siéntanos huérfanos del amigo del vecino de la persona docta cuando se van.. Ocurrirá como con Suso Vega que Tamaraceite es su familia y es su patria. GRACIAS CRISTOBAL

Luis García Correa dijo...

Gracias amigo Esteban por haber expresado, con tanta clarividencia, lo que es y ha hecho nuestro querido y admirado Párroco Don Cristóbal Deniz Hernandez.

Sergio Naranjo dijo...

El sucesor de Cristóbal lo tendrá sencillo y difícil, según se mire.
Sencillo, porque el camino está marcado, no hay más que seguir las huellas de Jesús Vega y Cristóbal Déniz, con hacer las cosas así, éxito seguro.
Difícil, porque ese camino se ha logrado con la personalidad de cada uno. Fuerte como Suso, sutil como Cristóbal.
Ellos saben que no es lo mismo, se diga lo que se diga, Jesús de Nazaret que Rouco Varela. Pero cumplieron. Y con que el nuevo párroco se incline o haga un simple mal movimiento, perdemos todos.
Sería la hora de preguntarse si este era el momento conveniente de hacer un cambio, pero quien lo hizo lo sabrá.
A Cristóbal, mis mejores deseos en su nuevo rumbo, claro está.
Y como uno pertenece a "esa" iglesia que no hace falta que diga es bastante más colorá que la oficial, desea que la brasa no se apague.