martes, 1 de octubre de 2013

A la honestidad personificada, el saber y el amor al ser humano.

Por: Luis C. García Correa
Los que vivimos en Tamaraceite sabemos a quién nos estamos refiriendo con los epítetos mencionados, pero para los que no lo sepan hablamos de don Esteban  Santana Cabrera.

Ha sido, y espero siga siendo, el informador y aclarador de todos los acontecimientos que suceden en nuestro maravilloso pueblo de Tamaraceite, y alrededores.

La falta de su información convertiría a Tamarceite en un barrio anodino de nuestra ciudad de Las Palmas de Gran Canaria.
Como creyente que soy, rezo porque Padre Dios, y todos nosotros, le demos siempre el calor, apoyo y agradecimiento que, en todo momento,  se merece don Esteban, y sea, además, de forma notoria y clara.

Que se entere el amigo y admirado don Esteban Santana Cabrera, por el clamor ensordecedor y por la publicidad inmediata, elocuente y esclarecedora que surja al instante de los corazones de todos los que aquí habitamos.
Y lo sepamos todos y cada uno de los que habitamos este ya populoso pueblo de Tamaraceite.

¡Quién tenga oídos que oiga, y a los que no se enteran se lo decimos!

1 comentario:

Pino González dijo...

No te rindas, vencerás.
No te rindás, avanzarás.

No te rindas aunque haya obstáculos, los superarás.

Si necesitas tomar aliento, lo harás
más luego te levantarás porque No te rendirás.
Un abrazo solidario
Si el camino se pone cuesta arriba,
buscarás la manera de subirlo pero NO TE RINDAS.

Ha buen entendedor con pocas palabras bastan...y entiendo muy bien lo que te está pasando. Ánimo y sigue adelante con el blog. Las personas no se miden por su ideología política, sino por su calidad humana..
Los valores que nuestros padres nos han enseñado perduran hasta nuestra muerte y algo muy importante en esta vida y es no perder nunca nuestra Dignidad.. En el futuro cuando seamos viejecitos que nuestros hijos se sientan orgullosos de nosotros por mantenernos íntegros siempre.