miércoles, 19 de junio de 2013

Tres palabras

Por: Pedro Domínguez Herrera
No trato de dar la tabarra con el signo lingüístico, (Saussure), ni de beber en otras fuentes  para dar un discurso apropiado; pues, no tendría la satisfacción de sentir la suficiencia sobre lo que escribo. Aun a riesgo de parecer que me tomo a la ligera ciertos temas; no es así, les doy tanta importancia, que no quiero aportar lo de siempre; el repetitivo, cansino y desafortunado “granito de arena.

El lenguaje, es sin duda lo mas importante de la humanidad, es lo que nos  a sacado de las cavernas; lo que ha convertido la observación, en grafiar y sonorizar el saber. El lenguaje es el sustento y la posibilidad de la filosofía, que es su alma. Siendo tan importante, no debería de haber tantas lenguas, tantos idiomas. Dicen que es un atentado cultural que se pierda una lengua y yo digo, porque puedo, que el árbol se fortalece cercenándole las pequeñas ramas.

Este  preámbulo que me parecía necesario, es para decir que hay palabras que no soportan preguntas; porque contienen tanto, que todas las definiciones que se les hagan, pueden ser correctas, pero no pueden resumir o dar con el contenido o el continente. Si nos hacemos la pregunta: ¿Quién es Dios.? ¿Qué es la cultura,? el amor, la sabiduría, la ciencia…Se entra en un debate interminable y a la vez repetitivo, donde nadie tiene toda la razón y las postura son siempre las mismas.  Así, algunos se reconocen ateos sin serlo, para ganar contundencia en la charla y otros al ver que su oponente toma esa directriz,  por varios motivos, celos, ser el centro de atención, por presunción…  ¡Vaya usted a saber! Empiezan a ver a Dios hasta en el colorido de las mariposas.

¿Sabéis el porque de todos estos embrollos.? Porque no contamos con los sentimientos, que son la tercera vía imprescindible en estas cuestiones. Se llega más a la cultura oyendo una música selecta… que divagando como moscones alrededor de la palabra, Cultura. (a mi me gusta más una buena poesía u otras literaturas o una maquina trabajando. Decía Napoleón :”La música es un ruido agradable”).Cuando mas cerca estamos de Dios, es cuando ante un acto bello tierno lleno de justicia se nos escapa el sentimiento: ¡ Dios existe!. Estos dos ejemplos sirven   para posicionarse, evitándonos alegatos estériles y contrapuestos, donde solo vale dirigirse en un mismo sentido para intentar consensuar, en muchos temas en que la palabra que los nomina, solo es la etiqueta de un cesto sin fondo en el que cabe todo…

De lo dicho, sugiere que con tres palabras a modo de Trinidad, son las titulares de todo lo habido y por haber; DIOS, CULTURA, AMOR, todos los pensamientos que traten de resumir, englobar o descubrir estos pilares de la existencia son pequeñas puertas de algo inmenso que algunas por lo inapropiado del llavín (pretensión ) ni siquiera abren.

No hay comentarios: