sábado, 3 de agosto de 2013

Todavía queda gente buena en Tamaraceite

Por: Esteban Santana
El otro día me escribió un correo muy emotivo un lector de este blog, Kiko, de los muchos tamaraceiteros que ya no viven en nuestro pueblo pero que siguen "enganchados" a esta tierra. Entre otras muchas cosas decía: 

"... te voy a pedir un favor para recordar esa niñez de esas personas víctimas de las drogas y para esas madres que no tuvieron hijos como tu y para esos hijos que no tuvieron una madre como la tuya,les dediques unas palabras o les hagas una placa o una misa, Yo sé que tú le sabes llegar a la gente y por eso eres el indicado.Si no hubiese sido por la droga Tamaraceite hubiera sido perfecta,con gente analfabeta,con gente alegre,con gente amigable,con gente como tú..."


Ante estas palabras no podía ser menos que corresponderle con dos testimonios, de dos amigos que son muy conocidos en nuestro pueblo. A pesar de no haber tenido la suerte de haber nacido en una familia como la mía como  bien dice Kiko en su carta, de la que me siento muy orgulloso y no paro de darle gracias a Dios por lo que me ha dado. Pero orgulloso amigo Kiko de tener gente a mi alrededor como tú y como las dos personas que les voy a hablar, los tres de los Bloques de Tamaraceite y a los que no soy digno ni de desatar el cordón de sus zapatos.Muchos son mis amigos y conocidos de Los Bloques de Tamaraceite ya que mi infancia y juventud la pasé compartiendo con la chiquillería de esta zona de mi pueblo, por cercanía y afinidad.

 La historia de Benjamín es la de un niño de familia numerosa, con una madre enferma y un padre ingresado permanentemente. De pequeño es internado en el Orfanato San Antonio donde estuvo hasta los 14 años en que sale de allí para incorporarse un año en el colegio e inmediatamente dejarlo para ponerse a trabajar para poder ayudar en casa. Limpiar palomares, descargar camiones, carpintero, peón de la construcción, ayudante de supermercado, etc.. fueron algunos de sus empleos, de los que por supuesto no cobraba una nómina sino que vivía de la buena voluntad de los que lo "contrataban". Víctima del engaño de más de un desaprensivo, mi amigo Benjamín compaginaba, y compagina, su trabajo con los cuidados de su madre. A pesar de su situación económica y personal, siempre tenía y tiene tiempo para los demás, para echar un cabo en lo que puede a los que lo necesitan más que él, que desgraciadamente "haberlos hailos". Afortunadamente mi amigo Benjamín, que es un ejemplo de constancia y perseverancia, de buen corazón y sobre todo de mucha generosidad, a día de hoy tiene un trabajo fijo y en él se le valora lo mucho que vale. Fue reconocido como Premio Radio Tamaraceite a los valores y a la superación en el año 2005.


El otro amigo del que quiero hablarles es Rubén, cuyo nombre ha salido en la prensa en los últimos días, de los Bloques de toda la vida, hijo de familia numerosa de las de antes, su padre murió siendo él muy pequeño, madre trabajadora. La droga y la cárcel era el ambiente que rulaba a su alrededor y en el que él desde pequeño tenía claro que no quería entrar. Rebelde desde pequeño pero con las cosas claras "lo único que quería era ser futbolista". Y era de los buenos se los aseguro. Pero como es evidente, no todos pueden vivir de este mundo del balompié y a mi amigo Rubén le pasó eso. A pesar de ello siempre se ha buscado la vida entre una cosa y otra. Pero la mayor lección la dio hace unos meses cuando un amigo necesitaba un riñón para poder vivir y él ni corto ni perezoso se hizo las pruebas. ¡Bingo! Y era compatible. Sin pensarlo dos veces, a pesar de tener mujer y un hijo no lo dudó ni un momento. Me decía"yo no sé si voy a llegar a mañana, tengo que vivir el presente, y el presente es ayudar a mi amigo". Y bien que le ha hecho, gracias a él su amigo hoy puede vivir. El SUP, Sindicato Unificado de la Policía le ha otorgado el Premio Valores Humanos Rosa Crespo por donar altruistamente un riñón a un agente de la Jefatura Superior de Policía de Canarias, a quien se le trasplantó en julio del año pasado. Este premio, de carácter anual, reconoce a "aquellos que dan sin recibir nada a cambio y que actúan por generosidad humana hacia los demás", y Rubén es un ejemplo claro de esto.
Amigo Kiko, a veces el nacer en "buenas familias" no da lo importante de esta vida que es ser "buena persona", con corazones grandes como los de Benjamín y Rubén, y que para mí, como bien les he dicho a ellos, tienen el cielo ganado en el sentido amplio de la palabra.

GRACIAS amigos por ser ejemplo para muchos de nosotros y sobre todo GRACIAS por estar orgullosos de ser de Tamaraceite.

4 comentarios:

Pedro Dominguez Herrera dijo...

Esta tan bien escrito y tan cierto y estimadas las personas que nombras que no se que decir porque a veces las palabras que se quedan en el alma son el mudo testimonio de un verdadero sentimiento extasiado por los valores de los demás.TAMARACEITE TAMBIEN MERECE UN CRONISTA Y TU ESTEBAN SIN PELOTEOS TONTOS ERES EL IDEAL. MUCHOS TE LLAMAN COMO SI TU FUERAS LA VOZ, EL PREGONERO Y EL HISTORIADOR DEL PUEBLO!! QUE LO ERES!! FELICIDADES Y QUE LAS VACACIONES TE SEAN...

Sergio Naranjo dijo...

Tremendo.

Esteban G. Santana Cabrera dijo...

Estimado Pedro. ¡Qué poco me quieres! Lo que hago es porque quiero a mi pueblo de Tamaraceite, y lo que digo lo hago sin ataduras, sin mordazas, libre. Ser cronista de este pueblo es una gran RESPONSABILIDAD que no podría asumir ni aunque fueses tú el encargado en nombre de Tamaraceite de pedírmelo. Déjame seguir siendo libre, sin "cargo" alguno que ponga límite a mi querer por este PUEBLO, del que cada día estoy más prendado por lo que fue, por lo que es y por lo que será, porque hay mucha gente buena, como tú amigo Pedro, que quiere de verdad a Tamaraceite sin esperar nada a cambio. Y eso es lo que realmente lo que me vale. Un saludo

JUAN FCO.AFONSOE dijo...

Felicitarte amigo Esteban por la defensa que haces de las personas de este pueblo.Continua por esa senda que gracias a este blog mantenemos el contacto con el PUEBLO DE TAMARACEITE y recalco lo de PUEBLO porque estamos perdiendo nuestra identidad porque quizas no seamos capaces de defender con uñas y dientes lo nuestro y permitimos que los politicos que tenemos nos intenten vender lo que a ellos le interese y nosotros seamos pasivos y nos da todo igual.A pesar de todos los problemas que tengamos TAMARACEITE ES UNICO